Torni Segarra

Seleccionar página

* ¿Qué diferencia hay entre decir dios o el universo, la totalidad, lo absoluto, la nada, el vacío? Lo que se dice, lo descrito. No es lo verdadero.

Porque las palabras, los conceptos, no pueden describir lo que está más allá de lo que decimos.

 

* El amor es la libertad total, absoluta.

 

* Está el respeto. Si es que uno quiere ser honesto.

El amor es, ante todo.

 

* No soy ni brujo, ni ocultista, ni esotérico.

Creo que todo es más sencillo: cuando tengo frío, me abrigo; cuando tengo calor, me alivio desabrigándome.

 

* Cuando le hacemos daño a alguien: disculparse hablando con la víctima, es la mejor medicina. Porque se aclaran las cosas.

 

* Siento decirte, que ese argot con el que hablas, no lo entiendo.

Vuelvo a la sencillez natural y corriente.

 

* Sólo se trata del argot. Un filósofo, si quiere, puede estar ablando y citando palabras y personajes; de manera que todo suena raro, extraño.

Pero si le habla de la vida, de lo que sucede en nuestras vidas, entonces todo se aclara. Porque, la unión entre las personas, es el principio de la solución de los problemas.

 

* ¿Por qué tendrían que lastimarnos?

Para lastimarnos, es preciso que sea por algo. Si no tenemos nada, no somos nada, no podrán lastimarnos.

Si uno es, se siente europeo, y alguien insulta a los europeos. Lo normal es que esa persona se sienta ofendida.

¿Pero qué sucede cuando uno está completamente desapegado del lugar donde vive? Y eso mismo pasa en las religiones, los partidos políticos, los nacionalismos, etc.