Torni Segarra

Seleccionar página

* El saber es infinito. Y cada uno llega donde llegamos todos. A no saber nada.

O lo que es lo mismo: quiero, pero no puedo.

 

* ¿Del ‘yo’ nos podemos deshacer?

Sólo no queriendo eliminar al ‘yo’, éste desaparece.

O lo que es lo mismo, el ‘yo’ y la inteligencia han pactado la paz: nadie vencerá ni nadie perderá.

 

* “…esos seres que indagaron hasta alcanzar la gloria de recordarles eternamente”.

Ellos eran como nosotros. Creían que sabían; pero, no sabían.

Porque, se enfrentaban con el infinito. Que nadie puede derrotar, ni comprender en el sentido de verlo, ‘palparlo’.

 

* Lo nuevo, nos puede agradar o nos puede perturbar. Depende de nuestras necesidades.

 

* Lo peor en esta vida es no poder comprender.

Es decir, querer y no poder solucionar los problemas.

 

* Cuando no hay división entre lo que observo -leo, indago, hago-, entonces la inteligencia, el amor, están ahí.

 

* El que da de verdad. No le importa nada lo que suceda después de dar.

 

* Para meditar, hay que tener suerte. Ser despierto, tener un lugar, posibilidades.

O la meditación, llega como llega el orden, la inteligencia, el amor. Que nosotros no podemos manipular, manejar.

 

* La separación de palabras y los actos, es lo que demuestra lo poco que somos.

Y por eso, somos quiero, pero no puedo.

Si somos afortunados, y comprendemos, llega la inteligencia que todo lo cambia.