Torni Segarra

Seleccionar página

* ¿En qué te basas para decir, ‘también uno siente que la ola del tsunami recién está naciendo’?

Nosotros sólo sabemos lo que nosotros hacemos, podemos hacer. Ya que, hemos de vivir, sobrevivir. Y eso implica destrucción, suciedad, competencia, matanza de lo que nos tiene que alimentar, sostener, estar vivos.

Siempre ha sido así. Pues la vida es destrucción, amor y construcción.

Evidentemente, ahora o hace cien mil años, somos más destructivos. La diferencia, es cuestión de nivel, del desarrollo tecnológico, consumistas, de depredador.

 

* No lo captas.

El que ayuda, no le importa que le halague o no, al que ha atendido y ayudado.

 

* Eso sí que es una persona afortunada: descubrir que uno es su propio maestro, gurú, etc.

 

* “La humanidad se encuentra en medio de una experiencia evolutiva que consiste en pasar del Miedo al AMOR».

Esa experiencia evolutiva, siempre la hemos llevado los terrícolas.  Y mientras no comprendamos que somos ególatras, vanidosos, trabajando para el ‘yo’. Y que esas actitudes, cada uno de nosotros las llevamos internamente, todo seguirá igual.

O lo que es lo mismo, ¿podemos deshacernos de nuestra programación?

 

* La energía la invertimos en sobrevivir. Por tanto, hay que comprender qué es la vida.

Y si queremos vivir en orden, en paz, honestamente. Ya que, todo tiene un precio.

 

* Cuando alguien tropieza con una persona, ya que las dos estaban distraídas, ¿por qué piden perdón? La vida es así y eso es una banalidad.

El problema está, cuando uno se hace cargo de algo donde hay personas implicadas. Uno las desatiende, las explota, es cruel con ellas. Y recurre al perdón.

Pero el perdón sólo puede llegar, cuando no hay un único ganador, ni un único perdedor.

Por supuesto, que hay un perdonar al margen de la maldad y la saña, del otro.

 

* (((EL CORAZON DEL SABIO ESTA EN LA CASA DEL DUELO; EL DEL ESTUPIDO EN LA CASA DE LA FIESTA))).

Por eso, el sabio es sabio. Y el estúpido es estúpido.