Torni Segarra

Seleccionar página

* La felicidad no se trata de elevaciones espirituales, etc.

La felicidad llega, cuando comprendes el mundo, la vida.

Cuando, te comprendes cómo funcionas, cómo opera el pensamiento, la mente, el ‘yo’.

 

* ¿Ser diferente psicológicamente, es eso posible? Las diferencias las ha creado el ego, el ‘yo’.

 

* Si necesitas meditar para ser esa ‘presencia tan bella que aparece con fuerza en cada meditación’. Estás atascada, perdida.

Porque, la meditación es la liberación de toda dependencia.

 

* “Transmutar significa cambiar una convicción inferior en otra superior, transformar, liquidar lo viejo e imperfecto para devolver a la vida su condición positiva que es el Bien y la perfección”.

No nos olvidemos de que el universo es el que ha generado el mal, lo imperfecto, y lo perfecto, el bien.

Porque el universo es como un laboratorio químico, donde todos los elementos se combinan entre sí para generar, crear la vida.

Es como si no existiera el invierno -lo malo- con sus nevadas y el frío que mata a millones y millones de vegetales, de insectos, de animales -incluidos nosotros-.

Si no fuera así, la vida como la conocemos, no podría existir.

Finalmente, hay otra situación, que es que nos tenemos que alimentar. Y eso quiere decir matar animales, vegetales, insectos, bacterias, microbios. E incluso personas, cuando nos hacemos la guerra. Por disputas materiales, personales, conflictos religiosos, políticos, económicos.

O sea que, el bien y lo bello, y el mal y lo feo, no existen. Es un invento de nuestras mentes.

 

* Yo no tengo ningún anhelo de volver o no volver al silencio.

Eso te lo has inventado tú.

 

* «Escucha al viento, que es sabio.

Escucha al silencio, que habla.

Escucha al corazón que sabe”.

¿Y qué más?

Conócete a ti mismo de verdad. Y verás como amas a toda la humanidad.