Torni Segarra

Seleccionar página

* La única causa del sufrimiento, es la incapacidad de comprender lo que sucede.

 

* “¿No es posible vivir en este mundo sin ambiciones, siendo simplemente lo que eres? Si empiezas a comprender lo que eres sin intentar cambiarlo, entonces lo que eres sufre una transformación. Creo que se puede vivir en este mundo de forma anónima, completamente desconocida, sin ser famoso, ambicioso, cruel. Se puede vivir muy feliz cuando no se da importancia al yo; y esto también forma parte de la educación correcta.

El mundo entero adora el éxito. Oyes historias de cómo el chico pobre estudió por la noche y acabó siendo juez, o cómo empezó vendiendo periódicos y acabó siendo multimillonario. Te alimentan con la glorificación del éxito. Con la consecución de un gran éxito también hay un gran dolor; pero la mayoría de nosotros estamos atrapados en el deseo de lograr, y el éxito es mucho más importante para nosotros que la comprensión y la disolución”. J Krishnamurti.

¿Ahí JK, también se incluía?

 

*–Interlocutor: Nada que defensor, nada que ocultar.

–Toni: Eso sería tanto como no tener ‘yo’. ¿Es eso posible, vivir sin ego, ‘yo’?

–Interlocutor: Si es posible.

–Toni: Has sido muy rápida.

¿Seguro que no opera el ‘yo’, en tu vida? ¿Si quieres, puedes demostrarlo, por favor?

–Interlocutor: Creo que siempre hay algo que defender y que ocultar. Lo otro es, estar muerto.

–Toni: O sea, el ‘yo’ siempre está operando. Es como un hermano, un vecino, un hijo, que no se puede eludir. Por eso, hay que vivir con él, sin generar división ni conflicto.

–Interlocutor: Sí, creo que consiste en reconocerlo y hacerlo consciente para que colabore, y no para que vaya por libre.

 

* “¿Qué es lo que consideras tu mayor logro hasta la fecha?

Y ¿Que te gustaría conseguir o a que aspiras?”

 

“La verdad no entiendo. Que alguien me explique”.

Es como querer comerse la zanahoria que lleva delante de sus ojos el caballo, para que no se detenga. Y ruede y ruede sin parar, haciendo activar una noria que saca el agua de un pozo o manantial.

Hay otro sistema, con los ojos tapados para que el caballo no vea hacia dónde va, y siga caminando sin cesar.