Torni Segarra

Seleccionar página

* La tierra, está maltratada, sucia, enferma. ¿Qué se puede hacer? O, ir al médico, al hospital, para una inspección y su tratamiento. O no ir al médico, dejarlo pasar, como si no pasará nada. Lo que está claro, es que digan lo que digan los que, por la economía, no quieren que haya un tratamiento para curar la tierra. La tierra sí que está enferma y puede que grave.

* Lo que está claro, es que la tierra está sobre explotada. Nuestra manera de vivir, la ensucia de manera que los ríos, los mares, el aire que respiramos todo, es insano. Siento compasión por las personas que viven en las grandes ciudades con su porquería. Con el aire contaminado, sucio que han de respirar. Y, eso, ¿no merece una respuesta radical? Es como si uno viviera con su casa, apartamento, sucio, descuidado, sin ventilación, maltratado.

* «»¿Saben lo que significa vivir en el presente? No, me temo que no.
Vivir en el presente es no tener continuidad en absoluto.»

.»Vivir en el presente es no tener continuidad en absoluto’. Pero, la continuidad del día a día, sigue estando ahí. Es como decir que, uno no tiene miedo al futuro, ni a la muerte. Pero, ese miedo sigue estando ahí, vivimos con él. La diferencia está, en que ese miedo se apodere de nosotros y nos convirtamos en neuróticos, llenos de pánico por lo que ha de venir.

* El enamoramiento si es instantáneo, si muere a cada instante, no es excluyente. Lo que excluye es el sentido de posesión, de autoridad, de estar preso en una jaula. Pero a pesar de todo eso, el amor puede ser tan poderoso que no se puede describir. Por eso, se dice: contigo con sólo pan y cebolla, te amo. Aunque, ese amor puede que sea una acción del miedo a la soledad.

* No he podido ver todo el escrito, que me anunciabas en el correo electrónico. Todo lo que te había dicho, era a propósito de tu infravaloración de algunas agrupaciones políticas. Cuando dices: ‘…dando un papel protagonista a partidos marginales…’. Desacreditándolos. 

Cuando, la democracia, que nace de los votos, que es el reconocimiento por los ciudadanos, de los que salen elegidos para gestionar su mandato, su poder. Sean quienes sean. Porque, eso que tú dices, también te lo podrían decir a ti.

* Querida, Jane. No hay que obedecer. Sólo hay que ser afortunado y comprender. Donde hay comprensión, hay orden. Sin que intervenga nadie.

* La santidad, es el invento para lavar el cerebro de las personas. Porque, los hechos dicen, que no hay santidad posible. Por mucho que lo repitan millones de veces. Y es que, santo que respira no vale nada. Y los muertos que no respiran, tampoco. Todo, cosa del negocio de la religión.

* El amor, ¿no es la ausencia de conflicto, de división? Entonces, hagamos lo que hagamos, sexo, trabajar, estar relacionado con las personas, negocios, viajes, todo eso llevará el orden. Porque el orden es amor. La ausencia de división, de conflicto.

*¿Qué motivos tiene Arturo para decir lo que ha dicho? Aunque a vosotros, os molestan los que quieren la libertad, si sois demócratas, ¿no lo tenéis que aceptar? Es esa negativa, lo que os ‘perjudica’, lo que os hace dictadores, tiranos. Ponte, en el lugar de ellos, y cuando os trataran con desprecio, como si fueran personas indeseables, también les dirías dictadores, tiranos. Tenéis que ateneros a los hechos. Si no, vendrá el desorden, la anarquía, la violencia, la guerra. Y eso, no nos conviene. Al menos a mí. Y muchísimos más. La ley escrita está muerta, para los que quieren la verdad, la libertad, el amor.

* Pero, si no hay división, hagamos lo que hagamos es lo adecuado, el orden.