Torni Segarra

Seleccionar página

* “Con suerte, todas estas personas se curarán de este ciclo incestuoso de abuso, aprendido desde el nacimiento. La humanidad suele ser un producto de su estilo de vida adoctrinado. De las cuales hay muchas variaciones, de comportamiento y relaciones abusivas violentas. La experiencia con la verdad, la belleza y la bondad ayuda a comprender y a curarse de sus cadenas de discordia. Este es un proceso que puede llevar años, décadas, siglos, para cambiarse primero a sí mismo y luego al mundo”.

A ver si lo ves. Todos nacemos ya programados para sobrevivir el máximo tiempo posible. Y también estamos programados para reproducirnos. Al igual que todo lo que tiene vida. Para que la vida prosiga. Es decir, todo lo que hacemos está motivado por la obligación de nuestra programación. O sea que todo es la ley de la selva: el mayor, el más poderoso es el que está en la cúspide de los depredadores. O sea que todos somos víctimas y verdugos.

Ahora bien, resulta que nos dimos cuenta que sería adecuado inventar el amor, la compasión. Y ahí, es cuando pasamos del animal a ser animales humanos. Y entonces se generó una lucha, un conflicto interno, entre el animal y el animal humano. Es decir, se inventó el bien y el mal. Y con ello la psicología, la moral, la religión, la igualdad, la política.

Por tanto, todo el trabajo está dentro de nosotros. En el observa y comprender cómo es que estamos divididos, en conflicto. Que, al salir afuera, al exterior, genera desorden, crueldad, violencia, guerra.

* “La vida es permanente”. Con sus maneras de vida y muerte.

* No es adecuado hablar sobre dios. Pues, al existir el infinito. Tanto podemos negar como afirmar su existencia, infinitamente. Por lo que sería una especulación, un pasatiempo.

* Con la biología solamente no podrás obtener ayuda para el crecimiento interno. Se necesita suerte. Como si fuera un capricho de la vida. Es el mismo capricho como el que a uno le da la muerte. Y a otros les deja vivir.

* “¿No es apropiado hablar de Dios? O dios. Uno sabría por sí mismo si le importara la verdad. He estado allí, hecho eso. Quizás también he elegido mis creencias, la más alta inteligencia. ¿Qué diferencia hace esto?”.

Yo podría contestarte que todo eso no son hechos. Son inventos, imaginaciones.

* Pero esas informaciones, fotos, etc. Mientras no comprendamos y descartemos el racismo en nosotros. No tiene ningún valor verdadero. Salvo el de la propaganda, etc.

* Eso es cierto. En el sentido de que los primeros republicanos. Se independizaron, se liberaron de una monarquía inmoral corrupta. Eso fue el principio. ¿Pero qué queda ahora de ese principio de libertad e independencia? La vida tiene esas paradojas. La víctima asume el papel del verdugo. Y al revés.

* Proseguimos. Todo es opinable. Si no vas con cuidado. Pasarás de una demócrata a un fascista-nazi, carca, retrógrada. Porque quieres imponer por la fuerza, la brutalidad, la crueldad. Tus opiniones.