Torni Segarra

Seleccionar página

* Si el amor llega. El karma no es.

* A pesar del peligro. Eso nadie sabe cómo ha de acabar.

* La vida es ingobernable. Por lo que no podemos saber lo que ha de suceder.

Pero si entramos en una selva, allí está la selva y su silencio.

Si entramos en una ciudad, allí está con todo su ruido y ajetreo.

Si alguien lleva armas de fuego, ahí hay un peligro para la vida.

* Hagamos lo que hagamos. El resultado va a ser el mismo: la soledad, el deterioro, la torpeza, la decrepitud, la dependencia.

Ahora bien, a pesar de todo ¿podemos ver la belleza que hay en todo ello, en la vida?

* En toda relación exista la lucha por la vida: esconder, defender, atacar.

Y el darse cuenta de ello, ver sus resultados. E ir más allá de ellos.  Después de comprender la realidad de la vida como es.

Después de comprender cómo opera la mente, el ego, el ‘yo’.

* “Está bien Toni, así es como lo ves o percibes el odio.
Yo lo veo diferente.
Lo veo como una vieja ignorancia. Ignorancia de aquello que es verdad, belleza y bondad. Falta de fe, de uno mismo primero, y de humanidad. Lo veo como estar tan absorto en uno mismo, que ni siquiera ven al otro, o se preocupan por el otro.
Quizás sea un trastorno psicopático o algo así.
El individuo vive solo para sí mismo.
Cuando aprendemos a ver más allá de nuestro altruismo y acusaciones personales y de culpar al otro, un día el corazón, la mente y el alma se abren a la Hermandad del Hombre y la Paternidad del Universo Eterno.
Realmente no existe el “odio” emocional. Sin embargo, definitivamente hay ignorancia.
Y luego está el amor
Y hay pasión con fuego. ”.

No te olvides. Que han de haber los hechos, las acciones. Que son lo más importante. Lo verdadero. Más que escribir montones de libros. De hablar a todas horas. Dándose una importancia que no tenemos.

* Ha de ser una acción de igualdad.

Tanto el que da, como el que recibe. Son actores principales.

El que recibe le hace un favor al que le da. Y el que da, hace un favor al necesitado y así mismo.

Es como la lluvia: ¿qué es más importante que llueva o que la reciba la tierra?

Todo es lo mismo. Todo está unido entre sí. Por eso, no hay personas importantes, ni gurús ni maestros.

Estos son explotadores, vanidosos, con su ego activo, con su ‘yo’ doy. Todos somos personas vulgares, vulnerables, marionetas del universo.

* El peligro está en ver sólo la pantalla.

Una persona dice que todo es una ilusión.

Y tiene un accidente con el coche. Se corta la pierna y sangra. Pero, él dice que es una ilusión. Llega la ambulancia y sigue diciendo que es una ilusión. Pero, se está desangrando. Y le han de hacer transfusiones.

Pero él prosigue diciendo que es una ilusión. Agrede al cirujano que lo está operando. Insulta a todos y les dice que todo es una ilusión,

Y además de curarle la pierna. Le dicen que tiene que ir al departamento de psiquiatría.

* Tú también engañas. Porque tanto se puede negar como afirmar infinitamente. Que algo -tu dios de diseño- existe o no.

* Por supuesto si me pasa algo desagradable con alguien que he discutido. Pero eso lo quemo con la atención total. Cuando nos veamos otra vez. Esa atención total, que es amor, destruye lo que pasó.

Pues el karma, lo que suceda. No lo veo como karma. Si no, una reacción cualquiera de una persona.

Si tú ves una persona que no conoces, no le tienes miedo. Los otros te dirán, que esa persona es peligrosa tiene mal karma. Pero a ti, no te afecta. Porque estás solamente atenta a todo lo que sucede. Con toda tu energía, con todos los nervios, con toda la sangre.

De manera que, el ego, el ‘yo’, no puede operar.