Torni Segarra

Seleccionar página

* ” No intente apresurar el plan de Dios para su vida. Todo sucederá exactamente cuándo se supone que sucederá. Ten paciencia, fe y nunca dejes de creer”.

La realidad, lo que es, los que está sucediendo. No se puede cambiar -la edad, el lugar y la familia donde nacemos, la cultura, la religión. etc.-.

Es porque queremos cambiar, alterar lo que está sucediendo en nuestras vidas -la vida cotidiana-. Que al dividirnos de la realidad. Surge el desorden de la división, la confusión, la contradicción, el conflicto.

Y es así como vivimos. ¿Puedo esto cambiar? ¿Podemos descartar ese desorden de la división? Sólo cuando no huimos de realidad, ni la reprimimos. Si no que estamos total y completamente atentos. Es cuando la división y su desorden llega a su fin.

* En la vida todo puede ser. ‘Crees que si una pareja no tiene sexo podría acabarse el amor’. Eso cada uno lo ha de comprobar en su propia persona.

El amor si es verdadero, real. No se termina ante las dificultades y problemas.

* Además de a los políticos. También están los escoltas que se le dan a la monarquía. ¿Cuántos son?

* Toda desigualdad en la pareja, es negativa, inadecuada. Pues va a generar división, desorden, resentimiento, falta de respeto. Por eso, los hombres que no tratan con igualdad a su pareja, son estúpidos. Porque, van a tener el enemigo dentro de su casa.

* El mayor obsequio, es la compasión y el amor. Y ahí entra el cariño, el afecto, el respeto. La complicidad, la empatía.

* “¿Un buen sexo debe tener?”.

Amor, mucho amor. Si no, lo bonito, lo bello, lo sublime, se torna feo. Desdichado, traumático.

* Como en todo problema. Cada uno tiene una solución -que dicen que es la verdadera-. Pero, la vida no es tan fácil de vivir.

Pues cada uno piensa de una manera diferente.

Hasta en la guerra hay disenso -unos la aprueban y otros la rechazan-.

Así que, no nos podemos fiar de nadie. Y que cada cual, que haga lo que tenga que hacer. Eso sí, sin imponer dictatorialmente nada. Tanto los que niegan las soluciones, como los que las aprueban.

No nos olvidemos que, detrás de todo problema están los políticos -los que mandan y los que están en la oposición-, los periodistas, adictos a sus ideas, creencias, Y los partidarios de cada bando. Que todo lo enredan y confunden más.

Todo eso por cómo se tiene que tratar una pandemia. Que ha causado y casa miles y miles de muertes. Además, de los hospitalizados. Y los que se han curado. Que sufren toda clase de dificultades corporales,

* Puede que, según tú, sea una dictadura la actitud de las autoridades. Pero, se juegan mucho. Ya que estamos hablando de muertos y complicaciones graves para los que salen del hospital. Los gobiernos, tienen la posibilidad de movilizar a su favor cualquier actividad. Es como en la guerra. Que todo se militariza, se declara la ley marcial, de excepción.

Ya que, en toda confusión, desorden, caos. Es la autoridad la que intenta poner orden. Por supuesto, que ese orden perfecto no se va a poder conseguir. Pues ni la vida ni nosotros, no somos perfectos.