Torni Segarra

Seleccionar página

* “Jesucristo nunca fue socialista ni comunista.
Por cierto, Jesús también llamó a las malas acciones de los fariseos y saduceos y les dijo lo que sabía de ellos y los maldijo. ¿Sabes quiénes eran esas personas y quiénes son hoy? Bueno, buenos seguidores de Jesús, continúen la guerra contra esas Fuerzas malvadas que atacan la verdad, la belleza y la bondad, incluso hoy.”

Pero sin igualdad, sin racismo, sin dejar de ser ricos, multimillonarios, la belleza y la bondad. No podrán ser.

Eso de que hablas es superstición, brujería. Y ya quieres y promueves hacer como siempre, la guerra: ‘buenos seguidores de Jesús, continúen la guerra contra esas Fuerzas malvadas que atacan la verdad, la belleza y la bondad, incluso hoy’. ¿Jesús quería, promovía la guerra, las matanzas? Él dijo: ‘He venido a traer la paz. No la guerra’.

Jesucristo era igualitario. Por eso, cuestionó a los romanos, corruptos y criminales. Explotadores, ladrones e inhumanos.

Di lo que quieras, Jesucristo era anti racista, completamente igualitario. Y por eso, lo mataron los romanos y los judíos.

Así que, tú y tus amigos racistas, tenéis mucho que hacer.

* No te das cuenta, que los multimillonarios al ser tan egoístas. Son inflexibles. Tienen miedo de que los millones disminuyan. Y por eso, siempre están enfadados, no se fían de nadie. Se burlan y desprecian a los pobres, los más desafortunados.

Por eso, escupen la igualdad de Jesucristo. Aunque digan que son cristianos. Son hipócritas, falsos, mentirosos.

¿Esas personas, ese mundo de multimillonarios, de ricos, racistas, crueles, quieres para toda la humanidad?

* Si decimos que tenemos la ‘cosa’ -la verdad-.

¿Eso es real, verdadero?

No. Porque la vedad, la realidad de la vida. Siempre se está moviendo, cambiando.

Por eso, el vacío de la mente, la nada. Es preciso que estén en nosotros.

* “Nunca pidas más de lo que tú das, ni aceptes menos de lo que mereces”.

¿Eso quién lo sabe? Pues la mente es astuta. La mente es del ego, del ‘yo’.

Y puede falsear la realidad.

* La libertad es en sí misma.

El hecho de sentirse libre, es la libertad.

Todo lo demás, el llegar a ser, los planes, los métodos. Son una pérdida de tiempo. Bloquean la libertad.

* “Cuando nuestras creencias se basan en nuestra propia experiencia directa de la realidad y no en nociones ofrecidas por otros, nadie puede quitarnos estas creencias”.

Pero, las creencias seguirán dividiéndonos. Enfrentándonos, destruyéndonos.

Viviendo en conflicto, en una guerra continua.