Torni Segarra

Seleccionar página

* El problema es este:

Igual como es mejor no dar limosna. Sino que uno sea autosuficiente.

Entonces. ¿Qué hacemos hasta que las personas menos afortunadas, se conviertan en autosuficientes?

En las epidemias pasa lo mismo: ¿Qué hacemos con los que no tienen la inmunidad que llega con el bienestar económico, social, de grupo, etc.?

* Lo temporal, es una ilusión.

Es el ego en acción.

Lo verdadero es lo atemporal.

Pero mientras el ego opere será el imperio de lo temporal.

* Si hay profundización, lo que se observa es más de lo que se está viendo. Es decir, más percepción.

* En toda pareja, lo que necesitan es amor. Y con el amor entra todo lo que haga falta.

* Todos somos importantes y vulgares, personas normales.

 Cuando más superficiales, banales, somos. Más importancia damos a unas determinadas personas.

Todos los campeones, que vencen, ganan, triunfan. No se dan cuenta que, si no fuera por los que pierden, ellos no serían vencedores.

Por tanto, igual de importante, es un campeón, una miss o un míster, un encargado de la basura, de la limpieza, como el que es un alto funcionario, un catedrático.

* Gracias.

Alegrémonos de lo que es la vida. Toda sagrada.

Y por eso, la debemos cuidar, respetar. Tanto a la naturaleza. Como a sus criaturas.

Los animales, las personas, el agua, el aire que respiramos, la tierra que pisamos, los mares y los océanos. Los ríos y los lagos.

Que desafortunadamente nuestro destino. Hace que lo ensuciemos todo, lo deterioremos. Para poder sobrevivir.

Eso es lo que hay. Y cada cual que haga lo que tenga que hacer.

* Es cierto. Pero por eso, ¿para qué enjaularse en una sola mujer?

¿Por qué decimos que estamos enamorados -amamos- de una mujer?

Si al lado hay tantas y tantas mujeres bellas, hermosas.

* “El material del que está hecha la mentira, es la realidad”.

O sea, el miedo.