Torni Segarra

Seleccionar página

* El responsable de todo, es el destino. Lo que está más allá de nuestros deseos: el universo.

* Nosotros en última instancia tenemos el interruptor. Si no ponemos en marcha el motor del coche. Éste no puede funcionar.

* ‘Si uno está convencido de su valor, nadie puede dudarlo’.

¿Por qué no puede dudarlo? Si todo es relativo, subjetivo. Uno puede decir que tiene valor. Y otro decir, que no tiene ningún valor. Es como la belleza: uno puede ver belleza en la torre Eiffel o en el cuadro ‘La Mona Lisa’. Pero otros, no ver nada de belleza.

* El peligro de la pandemia, entra en las cárceles de EEUU. Más de 300 prisioneros estadounidenses han muerto a causa de Covid-19. Demostrando que nadie está a salvo. Sólo dependemos del capricho de la vida.

* Sólo has de despertar tú. Porque, si tenemos amor por los demás. Hemos de respetarles sus maneras y actitudes. O sea, que todo el problema es nuestro, de cada cual.

* Suecia, tiene diez millones de habitantes. Es un país escandinavo, donde hace mucho frío. Tiene un orden cívico, que otros países no tienen. Por lo que, la higiene es siempre intensa y constante.

* ¿Qué harás si tú mismo te contagias y estás a la orilla de la muerte? O se muere tu hijo, tu madre, tu esposa, tu hermano. El que dice que sabe, es que no sabe. Sólo sé que no se nada.

* Vamos a ponerlo así: ¿podemos deshacernos del cuerpo, con sus necesidades? Eso sería absurdo, ¿verdad? Por tanto, hemos de vivir con ese cuerpo, que se deteriora con el tiempo y va a peor. Con el ‘yo’, sucede lo mismo, parece ser que hemos de vivir con él. Sólo podemos ir más allá del cuerpo, del ‘yo’, del dolor. Cuando comprendemos cómo funciona la vida, la naturaleza, cuando comprendemos el pensamiento, el ‘yo’, la mente.

* Las prisas, tienen un precio. Que puede ser muy alto: el incremento de las muertes. Dormirse, distraerse y no hacer lo adecuado, también puede incrementar las muertes. Por eso, hay que ser muy lúcido, desapegado. Actuar honestamente, no políticamente. Para sacar réditos políticos, para proseguir en el poder.

* “Mi nombre es X, el ganador del mega premio mayor de $ 344.6 millones el 01 de junio de 2019. Tengo la intención de usar los fondos ganadores para perseguir una variedad de pasiones y hacer algunas contribuciones caritativas a la humanidad. Con gran alegría en mi corazón, le informo que ha sido seleccionado para beneficiarse de mis donaciones privadas destinadas a tocar vidas como Dios me ha bendecido.

Esta donación de $ 2 millones está destinada a permitirle fortalecer sus problemas personales y extender generosamente su ayuda a las organizaciones menos benéficas, huérfanas y de caridad dentro de su localidad.

Responda a este mensaje para confirmar su aceptación.

Atentamente”.

En el presente, de momento, mis necesidades económicas están cubiertas.

Gracias, por la oferta tan caritativa, compasiva.