Torni Segarra

Seleccionar página

* Te olvidas, que hay un miedo, que es más que todos los miedos. Que nace de la nada. Que es nada. Es como querer explicar el infinito. No se puede. Tal vez, se puede ‘sentir’. Es como el que padece angustia vital. Y la angustia vital, tampoco se puede explicar con palabras ni conceptos.

* Lo desconocido, no es lo conocido. Lo desconocido -que pasará tras la muerte, si me quedo solo, si nadie me quiere-, no se puede saber lo que es. Y ese el origen del miedo. Por eso, es que el mundo está lleno de carcas, conservadores, retrógrados, fanáticos, supersticiosos, idólatras, paganos, drogadictos, enganchados a todas las distracciones, el fútbol, las carreras, el tenis.

* La verdadera inteligencia, está en ver lo falso, lo negativo. Y descartarlo radicalmente.

* Si la mente está libre de apegos a personas, a ideas, prejuicios, conclusiones, es cuando llega el vacío, la nada. Donde el ‘yo’, no puede operar.

* ‘Los recuerdos van y vienen, ocasionalmente atacando a uno’.

Porque la mente es ingobernable. Lo mismo que la vida. Por eso, no hemos de pelear con la mente, generando conflicto. La mente por sí misma, sin conflicto, se aquietará sencillamente, de una manera natural. Sin métodos, sin sistemas, sin religiones, sin drogas.

* Ni tan siquiera es nuestra tierra. Como un mega país, una gran nación. Porque, eso es repetir la idea de los nacionalismos. Ni el planeta tierra nos pertenece. Hemos de estar libres de todas las ideas y teorías, sean las que sean.

* Ahora no puedo hablar. Por el video cámara no te oía. Soy escritor. Ya hablaremos cuando podamos. Aquí es muy temprano. Gracias por todo. Un abrazo, Elen.

* Sólo tengo dos fotos publicadas. Una en Twitter. Y la otra en Facebook.

* ¿Y qué hacen los gobiernos que no lo prohíben? O, informan sobre ello. El motivo de que los cielos estén rayados. Las vacunas no son infalibles. Pues, no van a salvar a todos los que se han vacunado.

* Bien. Hablaremos cuando pueda. Sea el momento adecuado. Pásalo bien.

* Por supuesto, cuando hablamos e informamos cómo funcionan los demás. Se incluye a todos. A toda la humanidad -y al que escribe-.

* Ellos dicen lo mismo de vosotros. Así que, os lo tendréis que arreglar. Solucionar ese problema capital de la división, que nos lleva al precipicio.

* Los libros, no son la realidad. Son el intento -imposible- de informar o inventar lo que ocurrió en el pasado. Pues, lo escrito, sea lo que sea, siempre es el pasado, que está muerto. Y claro, cuando nos damos cuenta, de todo eso. Lo mejor es el directo. Observar todo lo que está sucediendo ahora, en el presente. Es difícil, porque estamos todos programados para vivir leyendo.

Otra cosa es estudiar un idioma, para ser abogado, ingeniero, para sacarse el permiso de conducir coches, etc.