Torni Segarra

Seleccionar página

*  Todo eso son palabras.

Lo que cuenta son los hechos cotidianos de cada día.

Si amamos. Lo hemos de mostrar.

No decir te amo un día, en una fiesta.

* ¿Ese es un buen camino para vivir correctamente sin corrupción?

Eres joven.

Y aun estás a tiempo para vivir adecuadamente.

No en el desorden de la inmoralidad.

* ¿A qué se dedican estos jóvenes? ¿Son modelos?

* Todos estamos ‘enfermos’ de algo.

Ya sea corporal.

Como psíquicamente.

Porque todos somos iguales.

Pero no hay que hacer un problema de eso.

Pues hay que ir más de esa realidad.

Y vivir la vida.

Lo importante es disfrutar de la vida. Sea como sea.

* “A veces es bueno ver las cosas desde una perspectiva diferente”.

A veces no. Siempre.

Porque la mente se cree que está segura en una rutina.

En la repetición de algo que nos da placer.

Pero resulta que la seguridad no existe. Sólo existe la absoluta y total inseguridad.

* “Oh dios, como tu bendición es constante. Y como nunca faltaré a mí y a mi familia. Nunca faltaré yo y mi familia de dar a las personas. Y cualquiera que crea en tu nombre. Y también disfrutaré de tu bendición todos los días”.

¿Las creencias son reales? Creer en alguien. En el sentido de que podemos confiar siempre en él. ¿Es correcto?

No nos podemos fiar de nadie. Porque todos estamos programados para sobrevivir. Es decir, al tener miedo a morir, a sufrir. Las personas, pierden la compasión, el amor.

Por tanto, al vernos tan desamparados, inseguros, llenos de miedo. Hemos inventado a dios que nos ayude, proteja.

Pero los hechos dicen, que ese dios que hemos inventado. No nos protege de las enfermedades, de las hambrunas, de las epidemias, de los tiranos dictadores, de los invasores que esclavizan.

Nosotros no sabemos nada de los dioses. Sólo sabemos que existe el universo. Y que va a su manera. Ya sea cruel o piadosa, benevolente.