Torni Segarra

Seleccionar página

* Siento decirte no era real, aunque creas que las vivíais. Era como hacer una comida copiando la receta de otro. Y tú pretender querer hacer la misma comida que hizo otro -con sus condimentos, los mismos sabores, detalles, etc.-.

* El resumen total de la filosofía es, comprender que las personas, actuamos como los que tienen un negocio: que es el negocio del vivir, de la vida. Si pierdo, me entra miedo, me irrito, me altero, me confundo. Busco culpables, con los que me enfrento. Entremos en conflicto. Y como ninguno de los dos cede, para no perder, se desencadena el descontrol, la agresividad, la violencia, la guerra. Hasta que uno de los dos vence al otro. Y, después vienen, unos momentos, un tiempo de sumisión, de recuperación física y mental. Y vuelta a empezar, con el mismo negocio. Que, en realidad, ese negocio es continuo, siempre, eterno.

* La grandeza está en todo. Y en nada. Porque, nosotros no podemos cambiarlo. Es decir, cambiar a los demás. Y los demás, no pueden cambiarnos a nosotros.

* El recordar, no es lo real. Así que, si siempre recordamos, no vivimos en directo.

* ‘…pero vivir entre el ayer y el mañana hacen mi hoy y eso me hace feliz, que hay de malo en eso?’

No hay ningún problema. Cada uno expone su manera de ver la realidad. Y ya está. Por eso, el respeto, el afecto, el cariño, es tan importante. Porque, nos hace libres. Pues, la libertad es amor.

* Cando una persona es hiperactiva, y por tanto, muy destructiva no se da cuenta. Y prosigue con esa manera de vivir, contaminando, destruyendo todo lo que nos proporciona; para que, la vida sea saludable, armónica. Es cuando suele aparecer una crisis, una enfermedad. Y entonces, hay un parón en su vida; dejando de ser hiperactivo. Y eso mismo pasa, con la manera de funcionar de la sociedad, que hemos construido entre todos. Donde puede suceder de todo, una epidemia o pandemia, una guerra, una avalancha migratoria huyendo de las matanzas de la guerra.

* ‘Christine Lagarde: “Los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía mundial”’ 

Si tiene en el pensamiento el aniquilamiento, como hicieron los nazis. Pues, que se lo aplique ella primero, con sus padres y familiares. O, ella misma, que ya tiene 64 años. A ver si empieza por jubilarse cuando le toque -el próximo año-. Y luego que se muera. Cuando es más sencillo: todas las monarquías con su despilfarro, su corrupción, que sean abolidas y expropiadas sus propiedades.

Al mismo tiempo, todos los terratenientes, los aristócratas también expropiarles las propiedades. A los multimillonarios, los muy ricos, expropiarles todo lo que les sobra después de comer, tener un apartamento, etc. Y ponerlo en la hacienda del gobierno, para que haya pensiones para todos. O para otros beneficios sociales.

* Me dices muchas cosas, ‘un sentimiento profundo de ira, aun diciendo cosas verdaderas y que se pierden, porque el reflejo de la ira se trasunta? ¿Podrías verlo, aunque no quieras responderme?’

Hay varios problemas. Cuando profundizo, tú te pierdes, te entra miedo de que lleguemos demasiado lejos. Cuando te digo, que la naturaleza no sólo son las vistas bonitas, los bellos, sanos, ágiles animales. Si no, que también hay crueldad, fealdad, irracionalidad. Tú no quieres saber nada de eso. Hace unos días vi a un oso polar, delgado, escuálido, que casi no podía caminar. ¿Por qué no ves ahí la belleza de la muerte, del deterioro, de la decrepitud y destrucción?

Hemos hablado algunas veces, sobre que la vida es la misma moneda, que tiene en una cara la vida y la otra la muerte. Además, todos los animales se comen unos a otros. ¿Por qué huyes de esa realidad?