Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘En este periodo de crisis sanitaria grave, vale la pena recordar que cantar te pone y te mantiene fuerte. Activa tu sistema inmune y te mantiene en tu mejor forma’.

Precisamente, estos últimos días escucho, mientras trabajo escribiendo, contestado como lo hago ahora, música ‘House music’. La que oigo, es fresca con imágenes de la naturaleza, de los mares y las montañas de diversas partes del mundo. Donde participan personas jóvenes, como actores.

* El deseo y el ego son lo mismo. Por eso, comprendiendo, viendo cómo opera el ‘yo’, el deseo también se comprende. Uno dice: ‘Quiero un coche nuevo’. Pero se da cuenta que es muy caro. Pero sigue queriendo el coche, y dice que lo necesita para ir a trabajar, etc. ¿Cómo solucionará ese conflicto dentro de él?

* Estuve unos años, levantándome a las tres de la madrugada, para escribir. Y en invierno, había un silencio de muerte. Que con el frío del invierno se acrecentaba aún más. Un silencio, que sólo ocurría a esa hora. Al principio, generaba miedo. Pero, luego era mi gozo del día. La pega era, que iba a la cama a las veinte horas.

* Si seguimos con nuestros países. Y logramos pasar de ellos. El que quedará será, el país con su nacionalismo, de la tierra. Porque, si vamos a vivir -los que les toque a ir- a otro planeta. Exportaremos ese problema de los nacionalismos, de los países.

* Cuando pintamos un cuadro -una marmota, un lobo, un perro-, nunca será realmente eso que ellos son en realidad. Esa es la ignorancia de los que compran cuadros por millones.

* El ‘yo’, es el deseo de vivir, de sobrevivir. Si no tuviéramos miedo de perder, de morir, de ceder, el ‘yo’ no existiría. Haríamos como los animales, que se mueren sin ningún problema.

El amor, es caprichoso, incontrolable. Cuando él quiere llega. Y cuando quiere se va.

* Ya hemos dicho, que, en el ámbito técnico, el aprender de lo que se ha hecho en el pasado, en cierto sentido es adecuado. Pero, a la hora de describir la realidad, de lo que fue -de un viaje o una experiencia-, eso no se puede trasladar ni por el tiempo ni por el espacio. Porque, lo que fue es el pasado. Y ese pasado, no se puede revivir.

* ‘Y cuando nada esperas … Dios te sorprende con sus hermosas bendiciones’.
Si no nos, morimos antes. Y creemos que es una bendición. Porque, nos lleva a los cielos.

* Por lo primero que hemos de empezar, es por nosotros mismos. No es saludable, estar adaptado a una manera de vivir, que nos lleva al desorden, a la enfermedad y a las epidemias, a las epidemias de la guerra.

* Estar vivo, quiere decir, que uno ha de pasar por todo lo que es la vida. Con sus alegrías y sus dolores. Sus momentos de temor, miedo. Y los momentos en el que el miedo, el temor, desaparecen.