Torni Segarra

Seleccionar página

* Perdonar, ¿no parece un adorno, un lujo burgués, que es una excusa por algo que hemos hecho, ha sucedido ‘incorrectamente’? Si entramos en una tienda y otro sale y tropezamos, ¿por qué hemos de decir perdón en vez de sonreír por el tropiezo?

* No es así como tú lo ves. Pues, si amaramos sin importarnos nada. Tal vez, no podríamos sobrevivir. Imagínate que te enamoras de una persona que es muy activa. Y como no puede ser de otra manera, lo quieres complacer, estar totalmente unida a él. Pero, esa persona no para, es muy activo, tiene una actividad sexual muy potente, que no te deja dormir. Siempre queriendo ir de un sitio a otro. De manera que te debilitas, te arrastras tras de él. ¿Proseguirás amando a tu chico hasta el extremo que te destruyas y perezcas?

Eso no quiere decir, que no tengas esa opción, esa libertad, de proseguir amándolo hasta tu muerte.

* Parece cruel. Pero no todos son afortunados. Unos son capaces de ver la realidad y otros no. Ver claramente algo es la acción del orden. Por eso, cada cual ha de ser su maestro y su discípulo.

* Aunque tengamos compasión por los menos afortunados. Eso no va a cambiar la realidad que a cada cual le toca vivir. Por tanto, hemos de asumir las desgracias ajenas y las nuestras. Así, todo puede cambiar. Darle un sentido integral, holístico a nuestras vidas. Conozco personas que conviven con otras completamente inválidas, en coma muchos años. Que sólo cuando llega un pariente, su nieta sonríe. Y no hay ningún problema entre los cuidadores y la paciente. Cada uno hace lo que tiene que hacer.

* La huida es miedo, ignorancia, un escape. Es muy difícil estar completamente sin huir de la realidad. Pero, si queremos ser libres, la huida y su miedo han de desaparecer. Y cuando lo comprendemos. Es cuando ya no vemos la dificultad. De estar totalmente con lo que es, lo que está sucediendo.

* Si hay verdadero amor -compasión por las personas sean quienes sean-, no habrá problemas entre las parejas. Cada uno sabrá lo que tiene que hacer. Las normas sociales desaparecerán. No harán falta.

* Desde el principio, he estado refiriéndome al amor. No sólo el de pareja. Si no el amor que lo abarca todo. Que uno lo asume completamente o no. Aunque no asumirlo no es ningún problema. Pero el que lo asume, puede descubrir cosas tremendas, nuevas. Lo que está más allá del bien y el mal.

* La libertad, que es amor. Está más allá de todo lo que se pueda decir.

* Sí, es cierto. Las palabras puede que no describan la realidad. Pero, siempre sucede lo que tiene que suceder. Una araña, teje su tela para que los abundantes insectos voladores se enganchen para comérselos. Aquí se ve muy claro: la araña es depredadora. Y así, regula, elimina a los abundantes insectos. Y todo debe de ser así. Aunque en los seres humanos, todo se complica.

* Aprender implica el amor a todo lo que es la vida. Si uno tiene es amor tan real, total, absoluto por la vida. Ya no necesita a nadie que le guíe.