Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘Ser luz para uno mismo es no seguir la luz de otro, por razonable, lógica, histórica o convincen­te que sea. Uno no puede ser luz para sí mismo si se en­cuentra en la oscura sombra de la autoridad, del dogma, de la conclusión’.

Este texto tan sagrado, completo, aclarador. ¿También incluye, abarca a la autoridad, que tiene, que le damos, a JK?

* Sin menoscabar lo que se ha dicho -sobre el valor de la oración-. Creo que los nazis, no invadieron el Reino Unido. Porque sabían que, si lo hacían, todo el mundo más poderoso -EEUU, Canadá, Australia, India, y todos los países excolonias que tenían por todo el mundo-, los atacarían. Como al final, lo hicieron y fueron vencidos -con la participación de la URSS, Rusia-.

* ¿Quién es el señor supremo? Habrá que aclarar eso, ¿no?

* ¿El Bagdad Gita, no incita, aprueba la guerra en última instancia? No estoy en contra de nada. Sólo lo aclaro.

* El problema es que, la mente es ingobernable. La mente está programada para responder al miedo. Y eso nos confunde, nos enfrenta, genera desorden, guerra. Muchos otros, han intentado controlar las mentes, de las personas. Y han generado una secta, una religión organizada, un sistema político. Por lo que, los manipuladores de la mente, usan la misma programación: hacer robots, máquinas obedientes, manipulables.

* ‘…los seres humanos no supimos comprender esa integralidad que es la vida, y que vemos tan equivocadamente como violencia en los animales y no lo es. Ellos matan para alimentarse, pero también colaboran maravillosamente al equilibrio de la naturaleza’.

No te equivoque, los animales y los hombres hacen exactamente lo mismo -aunque cada uno a un nivel-: también ‘colaboran maravillosamente al equilibrio de la naturaleza’. Lo que sucede es que, nosotros estamos en la cúspide de los depredadores. Si los grandes felinos, no tuvieran depredadores -como no los tenemos nosotros-, también lo arrasarían todo. Podrían multiplicarse por miles, millones, y arrasarían a las gacelas, a los ñus, a los búfalos, etc. Como también lo harían los lobos. Ya que, esto es el resultado de la programación, de todo lo que tiene vida. Sobre vivir. Y para ello, comerse al más débil.

* No hay plan ni vía ni camino. Para que llegue el orden. Porque, cada plan se pelea con los otros. Y de esa división, es por donde llegan todos problemas, de justicia, de ecología, de las enfermedades, epidemias. Las epidemias, no son sólo virales. También están las mentales, las psicológicas. Que actúan como programadores. Para dirigir, conformar, a las personas. Así que, todo lo que nos llega es material para programarnos. Y de ahí, nadie se salva.

En cada época, las personas, todas hacen lo mismo: visten iguales, desarrollan las mismas modas, oyen la misma música. Adoran a los deportes, para sentirse victoriosos, ganadores, los mejores. Sin darse cuenta que, sin ese, al que ha vencido, él no sería nada.  Lo que quiere decir, que vivimos en la mentira de los poderosos, que se creen únicos, los mejores. Acabando todo en la idolatría, la estupidez, la dependencia.

Por eso, hay que cuestionar, todo lo que nos dicen, nos llega. Tenemos que ver cuál es plan que tiene. A dónde quiere ir a parar. Y eso es muy fácil de descubrir: todos queremos vivir, sobrevivir.  Y para ello, somos capaces de mentir, de falsear la realidad, de ser violentos, de hacer la guerra con sus matanzas en masa. No es un relato fantasioso, eso es la realidad. Que, aunque no use un fusil o las bombas, la división, el odio, el deseo de vencer. Es algo que todos hacemos. Lo que uno piensa, hace, desea, también lo hace el resto de la humanidad. Porque, todos queremos vivir, sobrevivir.