Torni Segarra

Seleccionar página

* Para darse cuenta, si existe o no la dualidad, no hace falta leer a JK, o a cualquier otro que dice que sabe. Sólo falta observar la realidad. Primera dualidad: uno quiere ser bueno, santo, pero eso no es posible. Otra dualidad: decimos que queremos la paz, pero somos violentos; por eso, la paz no existe. Hemos de llegar a ella, sabiendo que mediante la mente y la actividad del ‘yo’, la paz no llegará.

* Los que tienen poderes psíquicos. están atrapados por sus alucinaciones. Que no se pueden hacer realidad. Pues, ellos como todos, somos un fragmento de la realidad. Pues, la parte -nosotros- no puede abarcar a lo total. a la totalidad.

* Gracias. Lo que no ha conseguido el amor, es cambiar el comportamiento cruel de los animales. ¿Podrá hacer el amor, que los animales tengan compasión entre ellos?

* Alucinar, es ver lo que no es real. Se puede alucinar con las drogas, rezando, repitiendo sonidos, con música, meditando, estando en silencio, sin comer, viajando sin cesar o estando quieto, extenuando el cuerpo corriendo largos trayectos. Pero todos, en su alucinación, no pueden ver ni explicar, qué es el infinito.

* No estamos hablando de animales domésticos. Si no, de los que viven en libertad, en los bosques, las selvas.

^ El problema es que si los animales, pudieran ser compasivos, la naturaleza se convertiría en un caos, colapsaría y no sería lo que es ahora. A nosotros, sabiendo lo que es la compasión, el amor, de una manera estricta tampoco lo somos. Pues, hemos de destruir de todo.

* Si hablamos quedando atrapados por un sí o un no. Entonces, quedamos bloqueados. Por eso, hemos de encarar los problemas negativamente, es decir desde el ‘no sé’.

* ¿Qué es el vivir? ¿Se puede saber para qué vivimos? Pues a veces, parece que la tierra sea un matadero para que se alimenten unos. Que, a su vez, las víctimas también son verdugos.

* Creo que hay que aclarar, que los egoístas no son sólo una mayoría. Si no que, todos somos egoístas. Porque, el observador -uno- es lo observado -otro uno, y toda la humanidad-. La ilusión, la ignorancia, se complace en creer que hay seres especiales, únicos. Y eso es idolatría. Que genera el desorden del racismo, la complacencia, la sumisión, la desdicha.

* Una información abierta, clara, sin ocultar los hechos que puedan llegar. Por dramáticos que puedan parecer, que son. Pero, el que informa sobre algo que él conoce. Tiene la ‘obligación’ de transmitirlo, por el bien de toda la humanidad.  Esa información tan valiosa, puede que nos haga ver, la vida en realidad qué es. El poco valor que tienen las cosas, ante la posibilidad de enfermar y morir en pocos días. Y entonces, sepa lo que es el desprendimiento, en deshacerse de lo innecesario, la compasión, el amor.