Torni Segarra

Seleccionar página

* Las experiencias, tienen su raíz en lo conocido, el pasado. Son lo viejo y repetitivo.

* ¿La contradicción no es precisa? Porque, ser contradictorio es ser vulnerable, imperfectos. Que es realmente como somos. Y no podemos huir ni reprimir lo que somos. Ser totales, perfectos, es ser imperfectos. Fallar y fallar. Pues, lo que cuenta es no estar divididos de la realidad, de lo que es, de lo que está sucediendo.

* No ser nada es ser vulnerable y el más poderoso a la vez. Porque, está el amor operando, actuando.

* Empecemos por decir que ‘sería extraordinario’, es una proyección, un proyecto. Lo importante es pisar el barro, estar a gusto en él. Sin huir. Y de ahí, saldrá el orden que es amor. Al no haber división, entre lo que quiero y la realidad, lo que está sucediendo.

* El amor es el vacío, la nada. Estar solo, estando completo, total, en paz, sosiego. Viendo la belleza que, si sabemos ver, está por doquier.

* Por eso, el que tiene hambre sueña con comer. Eso lo saben las personas lúcidas. Libres de ideas y teorías.

* Me alegro de que estés bien. En esa situación tan peligrosa, como es la ‘desgracia’ de un ciclón.

* La pregunta es: ¿El Sr. Borges, era un verdadero demócrata, justo, honesto, no corrupto? ¿O era un rico decadente, ocioso, lleno de vanidad?

* Señor, creo que hay un error. En la anterior respuesta le dije: ‘Por el momento, en este momento, mis necesidades financieras están cubiertas. Gracias por una oferta tan caritativa y compasiva’.

* La miseria, de las miserias, del hambre vuelve a explotar con toda naturalidad. Pero, los que los sufren en carne viva, eso es otra cosa. Ahora se ven a los ricos, poderosos, monárquicos, como si fueran gatitos asustados. Pero, no cambian. Ni quieren. Ni saben. No pueden. Esa es su miseria, tan grande y extraordinaria, como lo es el hambre de los menos afortunados, los pobres.

* Tolerar, promover la crueldad por placer y diversión festivalera. ¿No les parece que algo no encaja bien con la compasión, el amor por la vida? No se escuden con sus fanáticos e ignorantes seguidores. La verdad sólo es una: abstenerse de hacer daño por diversión, a todo lo que tiene vida, sea a un toro, una mariposa, una persona cualquiera.

* Aunque no sufra. ¿Qué sentido tiene destrozar con violencia, matándolo a un animal sano, en la flor de su vida? Es como si alguien, por diversión torturara a un gato, a un perro, a un caballo. O se dedicara a estropear o romper los muebles, la televisión, el frigorífico, para divertirse. Porque dice: ‘Ellos no sufren’.