Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘Estar tan arraigado en tu ser que la ausencia o presencia de nadie puede perturbar tu paz interior’.

¿Eso puede ser? ¿Hay alguien en la tierra que pueda estar completamente liberado del ‘yo’? Si el observador es lo observado. Por la fuerza de los hechos, todos llevamos al ‘yo’ recurrentemente en nosotros.

* ¿No parece una vanidad, creer que solamente nosotros -que somos tan poca cosa- somos los únicos responsables de todo el deterioro de la naturaleza? No nos olvidemos que estamos programados. Para sobrevivir al coste que sea. Entonces, mientras no exista la armonía entre la programación.  Y nuestro deseo de que la naturaleza no la destrocemos. Seguirá el deterioro. Porque, la división, el conflicto. Son los que provocan el deterioro de nuestro entorno, la naturaleza.

* Lo perfecto. ¿Puede ser? ¿Qué es lo perfecto? ¿O hay tantos perfectos como personas hay en la tierra? Lo perfecto, es lo que quiere una multitud de millones de personas: todas están de acuerdo en que algo o alguien es perfecto. Pero, ese invento dura poco -porque no es posible-. Ya que hay otra multitud de millones. Que no están de acuerdo con esa perfección. Pues tienen otra perfección, que tampoco va a ninguna parte.

Y eso mismo pasa con la iluminación, el samadhi, el nirvana. Pues, ¿quién dice, tiene la autoridad para decir quién está liberado, iluminado, etc., o no? Y si la tuviera, ¿quién se la ha dado? Pues, esa autoridad que dice que sabe lo que es el samadhi, el nirvana, también está en la misma situación de recibirla de otro, Que es la tradición, la superstición, el fanatismo espiritual, religioso, etc.

* Sólo sé… (que no sé nada). Y ahí tropezó. Porque no saber nada incluye, a toda definición referida al saber.

* Al principio los machos eran como ahora. Pero, sin esa teatralidad, hipocresía del buenismo del presente. de ahora. Todos los que han vivido en la tierra. Tienen la misma programación: sobrevivir y reproducirse. Cueste lo que cueste. Aunque luego, inventamos la compasión, el amor. Y aquí estamos.

* O demasiado sabio. Hay que ser muy profundo para descubrir toda la trama del racismo. Sus cómplices. Sus ejecutores traficantes de los africanos. Para hacerse multimillonarios, terratenientes. Todos viciosos, caprichosos. Superficiales banales, mundanos. Sin compasión ni amor por la humanidad. Y lo más grave. Ahora seguimos igual. Pero todo escondido, falseado, disimulado.

*  El racismo, es la causa de estar dividido, en conflicto con una raza o un gran grupo de personas, de otro país, religión, etc.

Por tanto, la base del racismo es la división con los demás. Sean quienes sean.

Por eso, para hacer la guerra. Es preciso ser racista: estar divididos, en conflicto, odiar al que creemos que es nuestro enemigo.

Sin estar divididos de los negros, los judíos, los musulmanes, los asiáticos, los cristianos, los indígenas americanos, no seríamos racistas. Y, por tanto, no haríamos la guerra.

* La base, la raíz de la guerra, ¿no es la división, el conflicto? Y para ser racista, ¿no es preciso estar dividido, en conflicto, odiar a un grupo de personas, una raza, religión, una cultura, etc.? Y todo eso, ¿no es otra manera de hacer la guerra?