Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘Para que en la tierra se pueda vivir’.

¿Alguna vez se ha podido vivir con dignidad, respeto, con justicia? Sin el egoísmo que genera brutalidad, crueldad, violencia. Parece ser, que no. El problema es, que no lo reconocemos. Que creemos que alguien, dios, algún líder, maestro, nos va a hacer algo, darnos algo: información, recetas, métodos, prácticas, sistemas. Para, que se resuelvan todos los problemas, todas las miserias. No lo esperemos.

Pues eso, no va llegar. Sólo cada uno, ha de ser capaz de comprender cómo funciona la vida, la naturaleza. Ha de ser capaz de ver y comprender, cómo funciona el ego, el ‘yo’, la mente. Y si somos afortunados, entonces al ver toda la trama de la vida, toda la trama de la mente, seremos capaces de descartar todo lo negativo. Para que cada uno, viva en libertad. Ya que la libertad, es amor.

* Incluyéndonos a todos. ¿Por qué, creemos que JK, es incuestionable?
En definitiva, parece ser que no se comprende, que el observador es lo observado. Que todos, sin excepción somos iguales. Tal vez, eso como nos hace a todos vulgares, no lo quieren oír. Porque, se creen que están fuera de la vulgaridad, al leer y publicar textos de JK.
Pero, hagamos lo que hagamos, seguiremos siendo vulgares. Porque, todos somos quiero, pero no puedo. Queremos ser santos, pero no podemos. Decimos que el ‘yo’ ha de desaparecer, pero no lo conseguimos.

* Ese es un problema para las personas, que no se han desarrollado mentalmente. Cuando estuve unos años vendiendo mis libros en mano. Podía ir a cualquier sitio para venderlos. Pero, a veces pensaba, ¿cómo podrán leer personas que trabajan largas jornadas de albañiles, mecánicos, los que trabajan de agricultores, barrenderos, etc.? No había ninguna posibilidad. Aunque una vez, le regalé a una persona disminuida psíquicamente, pue él al verlo lo quiso.

Bueno, pues lo que queda, es demostrar a las personas, con hechos en la relación, a los que no tienen acceso al entendimiento de lo que informan los libros de psicología, filosofía.

* Lo decía para los creyentes. Que se agarran donde no hay asidero.

* ‘No importa cuántas veces caigamos, sino cuántas veces nos levantamos’.

Lo que está claro es que cuando alguien cae, se tiene que levantar. Así lo hacen todos. Incluidos los animales. Si es que pueden, claro.

* Siempre encontraremos una excusa, para un error. Y siempre encontraremos la fuerza suficiente, si queremos perdonar.

* ‘Para una mente que está aprendiendo, los cielos están abiertos’.

Tanto si le gusta, como si no le gusta, lo que está aprendiendo, los cielos están abiertos.

* La comprensión no se puede aprender de otro’.

¿Por qué no? Si otro le enseña a buscar la verdad, lo adecuado. Y a descartar lo negativo.

* ‘Ser sensible es ser vulnerable. En nuestra vulnerabilidad somos los más poderosos’.

La vulnerabilidad, nos deja en las manos de la nada, del universo.