Torni Segarra

Seleccionar página

* La vida es dura. No es cosa de tonterías ni de estar distraídos, de inmaduros. Esas jóvenes mujeres, son personas capaces de hacer, lo que parece imposible. Por sus hijos, por ellas mismas, por vivir.

* Puede que sí o puede que no. Creo que la vida tiene recursos, para readmitir a alguien que estaba enjaulado. Aunque, habrá de tener suerte. Pues, en la vida si no hay suerte, no llega nada. Salvo las desgracias, la muerte

* No se trata sólo de a veces. Hemos de tener un lugar y el tiempo necesario, para vernos, descansar, aquietarnos.

* ‘Un macabro plan para reducir a humanidad…!’

Vaya descubrimiento. Si eso ya se sabe. Cuando más mayores, más viejos, todos los riesgos de destrucción y muerte aumentan. Eso es para todos: animales y nosotros -y todo lo que existe-. Porque, desde que nacemos nos estamos degradando, gastando. Las dos fuerzas de la vida, están actuando: una destructiva y otra constructiva. Y que al final, va a vencer la destructiva, con la muerte. Que eso, lo quieren manejar, siempre ha sido así. Pero el que juega con fuego, se puede quemar.

* El amor está en todas partes. Pues, si lo tenemos dentro, lo veremos en todas partes y situaciones. Siempre el problema, es uno. No la naturaleza, el universo. Pues, nosotros somos las marionetas del universo. Y sabemos que no podemos ir contra él.

* Esa es la lucha de la vida: yo lo que tengo lo quiero sólo para mí. Y los otros, que no tienen, lo quieren conseguir, cueste lo que cueste. ¿Por qué, no compartimos lo que tenemos?

* El problema es tener la posibilidad de ver el problema, tal cual es. Sin huir. Y huir. Hemos de ser la nada. Para que, el universo actúe. E imponga su orden. Que no es de nadie. Solamente de él.

* El problema es tener la posibilidad, de ver el problema, tal cual es. Sin huir. Y huir. Hemos de ser la nada. Para que, el universo actúe. E imponga su orden. Que no es de nadie. Solamente de él.

* Como no sabemos todo. Ante una situación cualquiera, un reto, no sabemos en realidad cómo lo hemos de abordar. Por eso, no hagamos nada. Hasta que veamos de verdad, que el vaso de verdad se está llenando.

* Pues, sí. Creer que todos son almas benditas, perfectas, es una ilusión. Es la ilusión del amor. Pero, la realidad se impone. Y entonces, vemos como estamos atrapados, poseídos, adictos a una sola persona. Que es como todas, que hemos idolatrado. Aunque, el amor es tan loco y poderoso, que todo lo justifica, blanquea. Para poder seguir con esa persona; y todo lo que nos da, recibimos de ella. Que, en realidad, es un negocio. El negocio de la vida, que es vivir, sobrevivir.

* ‘Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse así mismo’.

Porque, tal vez no hay cambio en absoluto. Aunque, eso no tiene ningún valor, hasta que uno, sólo uno, lo haya descubierto.