Torni Segarra

Seleccionar página

 

1634.  Mientras no se pongan de acuerdo en si ha de haber república o monarquía, no podrá haber acuerdo para desbancar al que está mandando. Porque de ello depende que haya más libertad o no para resolver todos los problemas.  

Pues todos los problemas, tienen su raíz en que no se pueden tratar con libertad, porque esos que la prohíben tienen miedo de perder los privilegios. Por eso, defienden con uñas y dientes su régimen, su dictadura.  

 

1635. Lo que está claro es que ahora mandan los corruptos y los que los votan, apoyan y defienden. Si desaparecen, y lo que llegue, eso es secundario porque ni tú ni nadie puede adivinar el futuro. Por lo que todo lo que dices, digas, es fruto de tu ignorancia, condicionamiento, perjuicios, odio y envidia, miedo.

 

1636. El problema es uno. Así que, primero hay que comprender eso. Si no, todo es absurdo: decir que hagan los otros, lo que uno no hace. 

 

1637. La ilusión es como creer que un hoyo infinitamente grande, se puede tapar con tierra, piedras. 

 

1638. Si ya sabemos lo que es la verdad, es cuando estamos en el error. Y por eso, es que hacemos planes, inventamos preceptos, ideas y teorías, creamos la espiritualidad con sus gurús y maestros a los que idolatramos. 

La verdad nadie sabe lo que es. Porque es lo que nadie ha tocado, ni visto. Pues la verdad nace y muere a cada instante, en una dinámica que no tiene fin. 

 

1639.  Si no hay ganancias abundantes, el mundo, la sociedad como la conocemos y funciona, se va a pique. Nos hemos acostumbrado a vivir en la riqueza, la abundancia, el despilfarro, y ahora no podemos volver atrás.  

Y para ello, como siempre han de haber pobres, miseria, injusticia, opresión, brutalidad, crueldad, indiferencia. 

Pero la respuesta de los menos afortunados siempre está ahí, como un volcán, lista a estallar, arrasarlo todo. 

 

1640. La gratitud, es el resultado de la comprensión de lo que es la vida. Ante un hecho arrebatador, que nos quita el suelo donde pisamos, y el cielo que siempre vemos. Es cuando nos damos cuenta que la realidad es como es y no se puede cambiar. 

Entonces, uno se ve como lo que somos: unas criaturas frágiles, débiles, ante los retos sorprendentes o no de la vida. Y viendo que aún podría ir todo a peor, más de lo que es, es cuando uno experimenta la gratitud. 

 

1641. Una rosa no es un ser humano. Si la rosa se convirtiera en un ser humano, actuaría igual que nosotros: defensa y ataque, para poder sobrevivir. 

 

1642. He sentido sorpresa y vergüenza cuando he visto, lo pronto que estás haciendo tu trabajo desordenadamente. Poniéndote en contra de la libertad. Una persona como tú, que sin libertad no tendrías la esposa que tienes, 25 años mayor que tú. Que empezaste la relación con ella, siendo su alumno, cuando era tu maestra.   

¿Qué te hubiera parecido, si una persona mayor, como le eres tú ahora, se hubiera interpuesto rechazando vuestra libertad para poderse relacionarse y casarse? Por eso, ahora pareces un carca, facha, cuando te opones a libertad necesaria para poder hacer lo que uno necesita. ¿Aún no te has dado cuenta que la libertad, es amor? Sin libertad no puede haber amor. ¿Tú le prohíbes a tu esposa que sea libre, la esclavizas como si fueras un dictador, tirano, un monarca totalitario, absoluto?     

Respecto a tu política, eres muy superficial, eres un capitalista que se vende como todos ante los ricos y poderosos. Unos días antes de un acto terrorista en París, el ex jefe del gobierno, Sr. Valls, fue a Riad a venderle, a la monarquía que gobierna, como una dictadura fundamentalista medieval, aviones bombarderos por valor de unos diez mil millones de euros.   

Pero resulta que esa monarquía es la propagadora de una rama del islamismo más radical, reparte millones de libros. Paga los gastos de la construcción de mezquitas. Y ha apoyado -y talvez, ahora también- a los terroristas islámicos. Y, además, como está en guerra contra Yemen, pobre y atrasado, los aviones que les vendéis están matando, masacrando a niños, a personas inocentes, que son exactamente igual que las que murieron por actos terroristas en París.    

¿Tú vas a seguir con la misma política de ayudar, vendiéndoles material bélico a los que alientan, apoyan, patrocinan a los terroristas islámicos? Luego, cuando hay una masacre terrorista contra las personas, ¿cómo duermes, no tienes pesadillas, el sentimiento de culpabilidad, de hipócrita, de falso, de insensible e indiferente ante el dolor de los que mueren o dejan mutilados?   

¿Cómo vas a solucionar los problemas, que siempre son los problemas económicos? ¿Por qué vives en un palacio como si fueras un monarca derrochador, corrupto, inmoral? ¿Por qué tienes los pajes armados de gala, como si fuera los viejos romanos, en la puerta de tu casa -que es el palacio-? ¿Por qué tienes la caballería armada, que te resguarda, cuando lo hiciste en tu paseo triunfal por las calles, con un vehículo militar descapotable?   

Así todo va a seguir igual. Eres republicano, pero no te importa vivir en un decadente, feo, viejo, palacio. Que cuesta una fortuna mantenerlo, sólo para que vivas allí: tu esposa y tú. Así serás republicano de palabra, pero monárquico de hecho. Con todas las galanterías que li hiciste a tu vecino visitante, espero que habrás hablado con él sobre la trama corrupta de su partido, y gobierno. Sé que será más o menos como la que vosotros también tenéis. Aunque menos exagerada, desbocada, desenfrenada. Ya que es el país más corrupto de Europa. Por eso, es que los políticos, estáis todos acabadas. Pues vuestras maneras, vuestro sistema, el establishment, se basa en la corrupción y la inmoralidad.