Torni Segarra

Seleccionar página

422. ¿Tú dónde ves el desorden en tu casa, o en la casa del vecino? Si es en tu casa, eso es cosa tuya. Pero como todo está unido, si tu vecino te genera desorden, te altera con su anormalidad que es la ausencia de lógica, genera opresión, de denegación de algo tan sagrado como es la libertad, entonces has de hacer algo. 

Y ese algo es reclamar la libertad, que lleva consigo el orden, o no hacer nada. Y eso es cosa de cada cual.

 

 

423. Pero si tú sigues acosándolos, endemoniándolos, queriéndolos destruir, eliminar, les estás dando combustible, echando gasolina al fuego. Y así, ¿no te das cuenta que te peligra tu integridad? ¿Has probado jugar a la paz, no haciéndote enemigos?

 

 

424. Que cumpla todo lo que quiera, pero si es racista, xenófobo, eso lo desacredita; y lo convierte como un vulgar macarra, brabucón, que tiene la inteligencia de los crueles, tiranos.

Antes que eso si hubiera sido honesto, moral, no corrupto, y no hubiera amasado los miles de millones, no tendría ningún miedo ni temor al forastero, al que no es como él. 

 

 

 

425. ¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Tienes algo que esconder, tienes algo de gran valor, algo caro, y temes que te lo puedan quitar, robar?

Pues según tu actitud, ya deberíamos estando en guerra, bombardeándolos los países, las grandes ciudades. Y, entonces, ¿cuántos inocentes morirían, cuánto sufrimiento, miseria, dolor se generaría? ¿Quieres que eso te pase a ti también? 

 

 

 

426. No es tan sencillo como dices. Hay algo que está ahí escrito en sus genes: todas esas personas, a las que no quieren que vayan a otro sitio a vivir, antes de eso fueron colonizadas, les lavaron el cerebro para que vivieran como nosotros, los colonizadores, que les robaron cientos de años; y son nuestros clientes. ¿Por qué les vendemos, si son tan abominables? ¿Por qué hacemos negocios con los ricos príncipes y reyes, vendiéndoles armamento y tecnología, si son igual que esos que no queremos que vengan?

En el fondo siempre está el mismo problema: los ricos, por criminales y asesinos que sean los aceptamos, vamos a visitarlos, pueden venir a visitarnos. Pero los pobres cuando más lejos mejor. Por lo que, también como siempre, es una lucha de clases, siempre enfrentadas entre ellas.

 

 

 

427. Mira por donde creo que estás equivocado, pues entre los políticos que hay demuestra que tiene una lógica fina, sagaz, fácil. Otra cosa es, que le tengas antipatía por lo que dice, porque no te conviene, y no lo puedas ni ver.

Y, por eso, ya se dice, que es más importante caer en gracia que ser gracioso.

 

 

 

428. Eres bastante inhumano, cruel, maleducado. Usar algo que es considerado como una disfunción corporal para atacarla, infravalorarla, demuestra tu falta de insensibilidad, tu brutalidad.

 

Faltaría ver si eres tan completo, según los cañones mundanos, perfecto. Pero en lo que respecta al respeto, a la empatía, a la compasión, se ve que eres raquítico. 

 

 

 

429. ¿Cómo es que sabes tanto, tienes tanta información, si no estás dentro de ella para decir que, si reza o no, y otras intimidades de las más íntimas? Ese tono tan cínico y de burla, denota todo el odio, la rabia que te provoca; hasta el extremo de quererla destruir.

¿No has investigado de dónde te proviene todo eso?

 

 

 

430. De acuerdo. Encantado de haber dialogado contigo, comunicarnos.

 

 

 

431. Te has olvidado de decir, que Estados Unidos, Europa y compañía, no les consientan que los empresarios hagan negocios, no les consientan que editen y repartan por todo el mundo millones de libros del islam más radicalizado, ni les vendan material bélico, ni su apoyo, a las monarquías del Golfo Pérsico, que dan millones, armamento, apoyo a los terroristas.

 

 

 

432. ¿Tú te crees que ella no lo sabía? Llorar por algo es tan digno como no hacerlo. Lo verdaderamente digno, es descartar radicalmente lo que consideramos, vemos que es negativo.