Torni Segarra

Seleccionar página

1253. Los otros dicen lo mismo de vosotros, de las informaciones que os gustan. Así que estáis empatados. 

Siempre estaremos empatados, lo queramos o no. Lo que sucede es que la fiebre del presente no nos deja ver la realidad tal cual es.

 

 

1254. ¿Las palabras, son adecuadas para describir el amor? ¿O, el amor es lo que no se puede explicar?

 

 

1255. Estar en contra de algo, genera malas consecuencias. Nos divide y nos lleva al conflicto. Con todos los problemas y miserias que eso genera.

 

 

1256. No solamente es renunciar a todo. Ese renunciar, quiere decir renunciar a la misma acción de renunciar. Porque el amor todo le engendra, engloba.

 

 

1257. Precisamente vi ayer una película del actor Andy Williams -creo que se llama así-, donde es nombrado director de una reserva india en San Carlos, Tejas.

Todo era hambre, miseria, corrupción, problemas con los militares y el gobernador. Pero, A. Williams tiene tanta buena voluntad, que arregla todos los problemas, sin dictadura, sin violencia. Todo lo arreglaba con bondad, donde las decisiones, a pesar de sus complicaciones, se solucionaban sin uso de la fuerza.

Eso es lo que siempre pretendo decirte. Ese personaje que encarnaba no tenía ni una pizca de corrupción, ni de inmoralidad.

 

 

1258. Susie, disculpa la información incorrecta del anterior comentario. El film se titulaba, ‘La tierra del orgullo’ en español –‘Walk the Proud Land’- EEUU (1956). Director Jesse Hibbs. Actor principal Audie Murphy.

Argumento: John Clum recibe el encargo del gobierno de EEUU de dirigir la reserva apache de San Carlos, cercana a Tucson. Allí, Clum protege los derechos de los indios, y se enfrenta tanto a los militares que humillan y esclavizan a los indígenas derrotados, como al jefe rebelde Gerónimo y sus seguidores.

 

 

1259. ‘Si la vida es el interminable fluir de un río, ¿hace cuántos milenios que nos encontramos navegando en él?’.

Esa pregunta, ¿para qué la queremos responder? Nosotros somos energía, y, por tanto, somos la misma energía del universo. Pero eso, no tiene nada que ver con nuestra manera de vivir ahora. Que es lo importante.

 

 

1260. Toda religión, ha de tener su raíz en el amor. Pero el amor es lo más peligroso que hay: pues uno tiene que entregar su vida por la salvación material, y psicológica, de los demás.

De manera que, el amor hacia los demás, sería no molestar a las personas en sus actividades. Ya sean espirituales como las económicas, materiales.

Y ese es el peligro del amor: te has de dejar robar, engañar, explotar, maltratar, violar, para que el que nos lo provoca, lo haga, el que tiene esa actividad, esté a gusto, viva feliz.

Pero, como el amor es libertad total, entonces la respuesta, la defensa, el salvaguardar nuestra vida de los que son indiferentes y nos quieren destruir, también eso mismo es amor.

Porque el amor es la vida misma, se viva como se viva. Es decir, el amor y la libertad es lo mismo: lo más peligroso. Por eso, la vida misma, es lo más peligroso que hay. Pero, eso es lo que hay.

 

 

1261. Creo que te equivocas. Cada uno es responsable, aunque no del todo, de lo que hace. Pues su condicionamiento, y las exigencias de los otros, nos encaminan a que hagamos ciertas cosas que, aunque sabemos que no están bien, se hacen.

Como echar bombas en otros países que no son nuestros. A veces, las personas se muestran como bomberos, pero ellos mismos provocan los incendios. Piensa en esto y verás que claro se muestran los corruptos, mentirosos, que falsean la realidad, para hacerse inmensamente ricos, multimillonarios.

 

 

1262. Lo que digan los otros, no tiene ningún valor verdadero. Hemos de ser cada cual quién descubra lo que es el amor, el renunciar, la libertad total, absoluta.

De lo contrario seremos como máquinas grabadoras, que solamente repiten palabras. Y las palabras no son los hechos, la verdad, el amor.