Torni Segarra

Seleccionar página

445. ¿Tú puedes volver a lo básico, como es ir a pie, o en carro, en bici, no tener ascensor, ni aire acondicionado, sin internet, sin medicinas, ni quirófanos?

Lo importante no es lo que me gustaría que fuera, lo importante es lo que es, la realidad. Y es porque queremos huir de esa realidad, que no nos gusta, que nos dividimos del presente, provocando más desorden, anarquía, caos.

 

 

 

446. ¿Cuáles son las raíces principales del terrorismo? Eso lo deben de saber los norteamericanos que ya hace años que se dedican a matarse en serie, en las universidades, institutos, en los aeropuertos, etc. El último terrorista fue un exmilitar que estuvo en Irak, traumatizado, desequilibrado por lo que vivió allí. ¿Pueden los conservadores de Trump erradicar ese terrorismo que se expresa por todas partes de diferentes maneras? No lo pueden. Porque su manera de vivir, genera las desigualdades, la división, los conflictos, el caos, las neurosis, la violencia, la sed de venganza.

 

 

 

447. Si dices que ‘Estados Unidos es un país a la cabeza del mundo en todo’, eso quiere decir que también es el más descarado, atrevido, agresivo y violento, cruel.

 

No lo estoy criticando, lo estoy describiendo. Pues, cada uno es como es, tiene un destino, un papel que representar en la vida.

 

 

 

448. Como el personaje es un exceso, un exagerado, todo lo que genera es eso mismo. Si fuera un beato luterano integrista, seguramente no haría los excesos y exageraciones, ya que sería austero, comedido, prudente, silencioso.

Pero, ¿qué se puede esperar de una persona que era el propietario del concurso de Miss Mundo? Y por eso, que es un exagerado, tiene el ego, la vanidad, la chulería, etc., también exageradas.

 

 

 

449. La mayoría y la minoría son lo mismo: pensamiento condicionado. Es decir, búsqueda de seguridad, miedo, defensa, ataque. Es una ilusión creer en las personas únicas, excepcionales. Sólo somos actores especializados: pintores, escritores, albañiles, gurús, políticos, pacifistas, guerreros, santones, mundanos, vulgares u originales. Todos pasamos por lo mismo, a lo que nos tenemos que enfrentar y responder.

 

 

 

450. El cambio, la evolución, ha sido en el ámbito tecnológico, material. Pero en el ámbito espiritual, psicológico, seguimos siendo básicamente iguales como hace medio millón de años.

 

 

 

451. Hay muchos enganchados a una persona. De manera que son adictos, atrapados, poseídos, sin poder vivir con ellos. Defendiéndolos dogmáticamente, que incluye hasta la irrespetuosidad.

 

¿Puede haber algo extraordinario si no hay libertad? Y la libertad, nos lleva, incluye, nos obliga a ser respetuosos. Ya que hemos visto los desastres de oponerse a la libertad. Es como esa aversión, ese automatismo que tenemos ante el fuego ardiendo para no quemarnos.

 

 

 

452. ¿Eso es una ilusión? Pues no podemos volar como los pájaros, ni podemos nadar como los peces. Cada situación nos obliga a vivir como nos toca; los animales viven a su manera y los seres humanos también.

 

Y por eso, que aun somos en parte animales, no hemos aprendido aún a vivir como hermanos. La pregunta es: ¿Podremos dejar esa animalidad, la brutalidad, la crueldad, el egoísmo, la fiereza cuando nos vemos atacados, en peligro?

 

 

 

453. Los pájaros eligen quedarse en un mismo sitio y no volar a cualquier lugar de la tierra, porque están programados, condicionados, para vivir como lo hacen. De lo contrario no podrían cumplir con su programa, que es su vida: obedecer a los estímulos sexuales que les obligan a parearse, etc. Y, por eso, los animales son gregarios, han de hacer todos lo mismo que hace el grupo. 

 

Nosotros tenemos una cierta autonomía, ¿pero una persona puede vivir completamente apartándose, al margen de los demás? Tal vez, alguien pueda hacerlo, de una manera extraordinaria, en una selva. Pero todos los demás hemos de pasar por lo mismo: la interrelación con los demás, y con todo lo que existe.

 

 

 

454. ¿Todas las personas básicamente son iguales en el sentido que han de nacer, crecer, llegar al esplendor, envejecer y morir, y entre todo ese proceso, vivir toda clase de experiencias placenteras, dolorosas? Y durante ese proceso, la vida nos exige que respondamos a los requerimientos corporales, psicológicos. De manera, que si uno siente alegría porque ha encontrado lo que necesitaba, todos los demás también los sienten. Como también todos sienten la necesidad de comer, de compañía, de relacionarse con las personas con las que más congenia, se entiende.

 

¿Por qué creemos que somos diferentes? ¿Quién es el que cree que es diferente, el ego, el ‘yo’, nuestra vanidad, ignorancia? Por supuesto que hay diferencia en el color de la piel, en la altura, el color del cabello, la manera de hablar; pero eso, es superficial, el invento del ‘yo’, que tiene miedo, está temeroso de todo.