Torni Segarra

Seleccionar página

456. Todas las situaciones, si las vivimos con amor todo va a ir bien. Porque el amor convierte eso que parece desagradable, en confortable, en lo único que nos toca vivir. 

 

 

 

457. Es lo interno, lo que va a moldear a lo externo. Mira lo que somos: miedo, ansiedad, estrés, deseos sin fin, desorden, y como consecuencia estamos destruyendo el mundo, la tierra, el agua, los ríos, las selvas. Porque ese miedo nos divide internamente y externamente, es decir de los demás, de todo lo que nos rodea.
O sea, para ser tan destructivos han tenido que haber unos avances tecnológicos: máquinas, herramientas, la química, armamentos bélicos, estar bien alimentados. Pero todo eso que hemos evolucionado, no lo hemos hecho de la misma manera en el ámbito psicológico, espiritual.

 

 

458. Desde que nacemos ya llevamos todos los demonios dentro. Pero, cuando nos hacemos mayorcitos si empiezan a hacer lo que les dé la gana, entonces las puertas del infierno se abren para todos.

 

 

459. Lo más característico de una persona autoritaria, fanfarrona, poco inteligente, es lo indiferente que es al sufrimiento de los demás. Por ello, son tanto peligrosos, dictadores. Cierta vez a W. Churchill le dijeron: ¿Por qué fumiga para matar a los africanos de sus colonias? Y él respondió: ¿Qué quiere que haga?

 

 

460. ¿No se entera? O no quiere enterarse donde está, qué hace, que le dicen. Está dominado por el ego, y para los que le hacen aplausos. Está, como todos los ricos, demasiado acostumbrado a vivir con las ventajas y los privilegios para poder darse cuenta qué hace y cambiar.

 

 

461. Habrá que aclarar lo que está sucediendo: las provocaciones no son cosa de uno, sino de los dos. Es muy importante que la verdad prevalezca, ayudada por la lógica. De lo contrario nos convertiremos todos como idiotas, analfabetos, humillados como ciegos pelotas.

Cada cual que diga y haga lo que quiera, pero la verdad tiene que decir lo que es negativo, falso, aberrante.

Ya no se acuerdan de la ley que dice que todos pueden tener, y llevar armas para defenderse. ¿Por qué uno puede tener armas atómicas para defenderse y otros no?

 

 

462. La cuestión es que hace doscientos mil años, nos matábamos por disputas territoriales, por una pareja, por la caza para comer; y ahora hacemos lo mismo, nos matamos por un país, para proseguir viviendo unos en los privilegios y los otros que también quieren vivir con esos mismos privilegios.

¿Dónde está el progreso, la evolución, en el ámbito humanístico, de la compasión, el amor?    

 

 

 

463. El nombre no importa. Lo que importa es el resultado que nos provoca. Yo puedo decir que tu país no existe para mí. Ah, pero para ti sí que existe. Y así pasa con las religiones, que todos dicen que son las auténticas; con los santos, los dioses, las ideas.

Lo que falta es apertura mental, ser verdaderamente amantes de la libertad, ser cosmopolitas y no enjaulados en nuestro pequeño agujero; creyendo que lo demás no existe. Porque, eso es de paletos, de subdesarrollados mentalmente.

 

 

 

464. ¿No has pensado que el golpista eres tú? Pues estás dando un golpe de estado cada vez que te cierras en tus ideas nacionalistas, que te hacen odiar a los demás, que te cierran tu mente, te hacen oscuro, dispuesto a hacer la guerra y matar. Y de esa manera, convertirte en un asesino.

 

 

 

465. El derecho a la libertad, a ser libre. No hay otra cosa más eterna, sagrada y necesaria que la libertad. Por eso, esas personas desgraciadas, en el sentido de que están erradas, que se oponen a la libertad son llamados, desde siempre, tiranos, dictadores, opresores, brutales, crueles. Y tienen un destino lleno de violencia.