Torni Segarra

Seleccionar página

483. Si fueran listos, se dejarían de romances y serían serios: darían la libertad; y dejarían de hacer el papel de dictadores, tiranos. Que siempre tienen las de perder. Pues, la libertad, lo más sagrado, es amor.

 

 

 

484. Europa -al menos su gobierno, sus dirigentes- hace el papel como si estuviera envejecida, enferma, o que quiere ser santa -comparada con los pasotas, siempre peligrosos-. Pero el caos se convierte en el orden -nos agrade o no-. Falta saber, ¿qué orden será?

 

 

 

485. Aunque hay unos que son insensibles, indiferentes al dolor de los que sufren a consecuencia del desorden, también hay personas que hacen lo que parece imposible por aliviar de ese dolor extremo, siempre peligroso.

 

 

 

486. ‘EE.UU.: Dos acusados de violar a una niña se defenderán ante la Corte con la sola ayuda de la Biblia’.

Claro, porque la Biblia les da la posibilidad de decir que allí dice que se puede estar más allá del bien y del mal. Porque, todo es la voluntad del Señor, de dios Todopoderoso.

 

 

 

487. Las emociones, y las palabras que las quieren describir, son infinitas. Y, por tanto, al querer comprenderlas todo acaba en un entretenimiento, una pérdida de tiempo. Ya que esas emociones, aunque parezcan hechos no lo son. Pues en realidad son pensamientos, invenciones del ego, del ‘yo’.

Y nosotros necesitamos vérnoslas con los hechos, que son la realidad, en el aquí y ahora.

 

 

 

488. Puede que se esté dando cuenta que su manera de vivir es absurda, irreal. Al decir que pretende solucionar los problemas de las personas, entre ellas los menos afortunados.

Y, claro, todo eso en boca de un multimillonario, rodeado de fanáticos, carcas, racistas, que le gusta el exhibicionismo, el espectáculo, tiene poco recorrido.

 

 

 

489. Está bien lo que dices y haces. Pues nuestro trabajo es ir más allá de toda la miseria humana, que también incluye el hacer de payasos, hacer reír, toda huida, escape, de la realidad.

 

 

 

490. Esto tiene trampa. Pues cuando se hagan mayores, los dos tendrán que comer, luchar, matar, para sobrevivir.

 

 

 

491. Cuando se menciona la legalidad, la ley, las leyes, como garantes del orden establecido, como arma contra aquellos que no están de acuerdo con ese orden establecido; hay que saber que esas leyes fueron inventadas para que ese orden establecido se impusiera contra los que reclaman más libertad, cambios políticos, o en otros ámbitos. 

De esa manera, los Estados centralistas soberanos, ante las reclamaciones de libertad e independencia de otras naciones incluidas en ese Estado, se agarran a esa ley inventada por ellos para blindarse y proseguir con la dictadura nacionalista centralista. Aunque ellos, digan que ese Estado es democrático. Y, que cuestionar las leyes por los que necesitan ser libres e independientes, es de antidemocráticos. 

Prueba de que la ley inventada y escrita en un papel, no tiene ningún valor real ante la vida, es que todos los tiranos, dictadores, sanguinarios, crueles, que ha habido -y hay- disfrutaban de las leyes que ellos mismos habían inventado, para que nadie les cuestionara ni les pudiere disputar el poder, su status quo. 

Pero en su ignorancia, egoísmo, no se dan cuenta de su error. Pues toda ley, ha de estar basada y fundamentada en la lógica natural, en la lógica de cómo funciona la naturaleza, la vida, las personas. ¿Hay alguna criatura que no necesite la libertad, que no la busque por todos los medios? ¿Hay algún ser humano que no quiera ser libre de toda opresión, dictadura, de la injusticia, el maltrato, la falta de respeto, del desprecio, del racismo del más poderoso contras el menos afortunado? 

Por tanto, todos los que se oponen a la libertad, actúan contra natura, contra el orden del universo, contra el afecto, el cariño, contra la compasión, el amor. Y por eso, son vistos como apestados, carcas, no cosmopolitas, subdesarrollados mentalmente.  

Y, aunque dicen que quieren la paz, no saben lo que dicen. Pues, sin libertad, que es respeto al necesitado, al oprimido, no puede haber paz. Aunque ellos creen que, con una dictadura apoyada por las armas, esto es paz.