Torni Segarra

Seleccionar página

 492. ¡Qué atrevida es la ignorancia! Más aun cuando uno es multimillonario. 

 

 

 

493. Si nos ponemos estrictos, todos los que participaron en la votación, los que estuvieron en las urnas para facilitar las votaciones, todos los que lo organizaron, repartidores, transportistas de las urnas, etc.; todos los que votaron, tanto afirmativamente, como negativamente, también deberían de ser acusado de ilegalidad y ser juzgados.

 

Y, a los gobernantes también, últimos responsables -el gobierno central-, por tolerarlo y consentirlo.

 

 

 

 

494. No trataron, impusieron ‘un gobierno de fuerte corte NAZIonalista tratando de imponer una ideología y un pensamiento único a todo el pueblo’.

 

 

 

 

495. Hay que informarse bien. Escuchar, leer, a personas de todos los bandos y tendencias. Y para eso, es preciso que uno esté más allá de sus ideas y teorías, siempre divisorias, que nos fragmentan y dividen de los demás; de manera que, no puede haber comunicación, ni comprensión.

 

Y por tanto, seguimos generando desorden, confusión, anarquía.

 

 

 

 

496. Como hay libertad de expresión. Cada cual, que diga lo que tenga que decir. Pero sabiendo que lo que se dice, ha de estar sometido a la misma libertad de expresión para contestarle, rebatirle.

 

Por lo que es preciso que lo que se diga, sea cierto, verdadero; y no un infundio, una falsedad tendenciosa para hacer daño, destruir a los demás.

 

 

 

 

497. La palabra terrorista, tiene su raíz y origen en el terror. ¿Quiénes son los que causan terror? Los que matan de todas las maneras posibles; y por eso causan terror. Secuestrar a alguien es terrorismo; despedir indebidamente a alguien de su trabajo, no pagarle la indemnización, es también terrorismo; al igual que matar a millones de personas de hambre y miseria, es terrorismo. Amenazar, generar miedo, acusar falsamente, también es terrorismo. Porque todo eso, genera y provoca pánico, terror en las personas.

 

 

 

 

498. Tiene cara de bobo. Pero los bobos también están locos por querer mandar, ser los jefes mandamases. Así que ahora, se han manifestado abiertamente, visto, sus verdaderas intenciones. Se acabó ese semblante bonachón, de bobo.

 

Eso no quiere decir, que no esté en su derecho de ser como es; y que se dedique a conseguir lo que quiere: el máximo poder posible.

 

 

 

 

499. Cuidado, Adolfo, que hay algunos estados que sí que tienen muchos partidarios de independizarse: Texas, California, Puerto Rico -aunque no sea verdaderamente un estado al uso-.

A Obama, algunos tejanos lo tuvieron en jaque, cuando se negaban a cumplir las leyes federales; para defender sus propiedades, cuando el gobierno quería imponer para hacer de algunas tierras bienes comunales para la sociedad.

Se amotinaron, cortaron carreteras, se manifestaron y enfrentaron a las autoridades, durante mucho tiempo, etc.

 

Por cierto, muchos de los que han votado a Trump, apoyaban, defendían a muerte a esos independentistas que generaban el desorden, los conflictos. Y que ahora que mandan, callan y están quietos, como zorros que tienen la barriga llena.

 

 

 

 

500. La democracia también incluye el respetar el resultado de las votaciones. ¿Siempre se respetan? No. Hay muchos ejemplos en que no se respetaron ni se respetan. Aunque, algunos cuando los que se levantan y no respetan los resultados, son sus amigos, simpatizantes, lo toleran, callan, lo justifican.

 

 

 

 

501. Si se cumplieran las leyes racistas, xenófobas, a rajatabla, seguramente el país se hundiría. No allí, si no en cualquier país rico, desarrollado.


¿Tú te crees que los ricos van a lavar los platos, van a barrer las calles, recoger la basura, trabajar en el campo cosechando naranjas, algodón, hortalizas, trabajando de peones albañiles, las mujeres hacer el trabajo de limpieza, etc.? 

Y por eso, en todos los sitios están llenos de inmigrantes: filipinos, suramericanos, musulmanes, paquistaníes, africanos, chinos, orientales, etc., que son los que hacen los peores trabajos. Ya que, los señoritos ricos -aunque aquí o allí sean también pobres- no los quieren hacer; o no los pueden hacer, ya que es más fuerte de lo que pueden resistir.