Torni Segarra

Seleccionar página

95. Los políticos tienen que hacer posible lo que ellos preconizan. Pero ellos están tan ilusionados con sus ideas, que no pueden distinguir si son falsas o no. 

Por eso, cuando pueden arrasan, arrastran a todos para que los apoyen y sigan.

 

 

96. El deseo hasta que no actúa no es nada; es la decisión en esa dirección, la que hace posible que el deseo se convierta en realidad.

 

 

97. La inteligencia sólo entiende. Porque está más allá de todas las miserias de la vida.

 

 

98. Todos hacemos lo mismo. La diferencia está en que cada uno lo hace a un nivel, grado. Es una ilusión el creerse excepcional, único.

 

 

99. La necesidad si es total, va más allá del miedo y lo destruye, elimina. Pues el ver algo claramente, como un hecho real y verdadero, nos obliga a la acción.

 

 

100. ¿Por qué ellos mismos no se aplican el cuento, de eso que quieren obligar a los demás? Creerse que uno es perfecto y los demás errados y estúpidos, es ignorancia generadora de división, conflicto, enfrentamiento, toda clase de maldades y miserias.

Eso de mirar el polvo en el ojo ajeno y, sin embargo, no ver la basura que uno tiene en el suyo, es la peor cosa que hace peligrar la paz, el orden, el respeto, la honestidad, la igualdad.

 

 

101. El cambio radical sucede cuando uno no tiene miedo. Porque la atención ha recogido la totalidad de la energía que hace capaz de operar a la inteligencia, que nada tiene que ver con el pasado, lo conocido.

 

 

102. Cuando se desperdicia, se derrocha, sobra de todo, y hay algunos que viven a la deriva por la calle, sin hogar, los responsables somos todos. Porque votamos a personas que no solucionan esas situaciones, esa pobreza y miseria.

¿Es posible votar a personas que son incapaces de hacer lo que nosotros necesitamos que hagan para que haya orden y no corrupción ni inmoralidad?

 

 

103.   Son tan ignorantes que se creen que los otros se van a creer sus mentiras, sus injusticias, sus juegos de tramposos. La libertad no se puede negociar ni comprar ni vender, porque no tiene precio. O uno la tiene o no. Es una gracia, un don sagrado.

Lo peor que le puede pasar a uno, es negar la libertad a otro. Porque ese que la niega, nunca será libre, sino un tirano, carcelero, apestado y rechazado por las personas humanistas, espirituales, amantes defensoras de la libertad y contra la opresión de los tiranos.

 

 

104. ¿Por qué no miras el Brexit de los ingleses? Que ellos mismos se han salido sin que nadie se oponga, sin ninguna traba. Esto, es libertad y no las disputas, el blablablá, sin fin de los tiranos.

 

 

105. Los franceses son imperialistas centralistas, crueles, corruptos, inmorales. Mira lo que hicieron en Argelia cuando masacraron, asesinaron, torturaron a los independentistas, porque no querían irse y dejar de robar con sus negocios que tenían allí. De ahí la riqueza y el lujo que exhiben como personas que quieren, pero no pueden. Pues, la categoría está en la manera cómo vivimos, si somos honestos, justos, o no. Al igual, eso mismo, es lo que hacían los demás europeos en sus colonias.