Torni Segarra

Seleccionar página

502. Hace unos días, no sé cierto si te vi por televisión o leí algo de ti en la prensa, y por eso te envío estos escritos que tratan de los temas que son de tu competencia.

Gracias por tu trabajo -he dado una mirada a lo que haces, sobre todo con las mujeres para que no sean maltratadas, violadas, para que no sean asesinadas-. 

 

 

 

503. Sin no tenemos orden en nuestra manera de vivir, es preciso que ese desorden se traslade a todos los ámbitos de la vida. Y por eso, que vivimos en desorden, es que estamos ensuciando los ríos, los lagos, los océanos, toda la naturaleza.

Y ese desorden, afecta a la manera de consumir, a lo que hacemos con los residuos, plásticos, basura, etc. Que lo lanzamos sin darnos cuenta, que estamos ensuciando nuestra casa, que es toda la tierra, estamos afectando a los animales, a los árboles, las montañas y los valles, los mares. 

 

 

 

504. Pero no te das cuenta que ellos dicen lo mismo de tú, de vosotros. Por tanto, si empiezas a usar palabras ofensivas, insultantes, que no son ciertas porque esas palabras no se adaptan a la actualidad, ya que son del pasado; estás echando más leña al fuego. Y todo va a ser insulto contra otro insulto; como si estuviéramos en una taberna de brabucones. Que no saben usar la inteligencia, el respeto, el insinuar, el informar, el sugerir, y no el imponer, la amenaza, la agresividad, la violencia. Parecemos integristas, fundamentalistas, nacionalistas fanáticos, cada uno defendiendo su nacionalismo como si fuera una religión. 

 

 

 

505. Empecemos por la paz. O para que haya paz. ¿No sería mejor decir, es muy complicado que haya un referéndum -sin nombrar donde-, no podemos anticipar nada, con el tiempo ya lo iremos viendo?

Pero, es que las maneras autoritarias, militaristas, las llevamos en la sangre, en las neuronas; y no las queremos limpiar y menos aún cambiarlas, entenderlas; o es que, tal vez, es que no podemos. 

 

 

 

506. ¿Solamente destruyen el país los inmigrantes? ¿Eso no es muy superficial, infantil? El país lo destruimos entre todos, ¿no? Primero, los ricos, los multimillonarios, con su usura, están envenenando las vidas de las personas, provocando que no haya paz social, ya que explotan a los que trabajan para ellos. 

Pues sus vidas de derroche, caprichos, de vanidad, necesitan abundante dinero que ellos consiguen inmoralmente; exigiendo bajos salarios, recortes sociales, austeridad económica sólo para los asalariados; pero no para ellos, que cuando más crisis hay, ellos más ricos se hacen. Lo que es más cruel e insultante. 

Por lo que, somos los votantes, que elegimos a esos políticos, corruptos, los directos responsables de todo lo que sucede. ¿Puede alguien que no es corrupto, votar a alguien que es corrupto? 

 

 

 

507. Eso es la democracia. ¿Se creen que la democracia sólo es una palabra sin sentido ni significado? Miremos lo que ha pasado en Estados Unidos: se tragan al que más de la mitad no le han votado, porque la ley así lo exige.

Ya sabemos que la democracia no es perfecta, pero lo contrario es más bárbaro, cruel, lleva a la guerra. 

 

 

 

508. Esto es el mundo al revés: los culpables se escapan; y los inocentes pagan la pena. Es decir, es un mundo de personas complacientes con el poder de siempre. 

 

 

 

509. Se puede argumentar lo que se quiera, pero hay que rechazar el racismo, la brutalidad, la crueldad, la violencia. Porque, esos actos tan macabros, y sus respuestas, nos abocan a la guerra. 

 

 

 

510. Los magos de las palabras, y sus poses, -los políticos-, sólo se les puede disculpar porque sabemos cómo es la vida, cómo somos los seres humanos: quiero, pero no puedo. Es decir, dicen cosas irreales. mienten. 

 

 

 

511. No es normal que haya personas buscando comida en contenedores y los políticos, los ricos, los multimillonarios, los reyes, seguir con ventajas, privilegios, la ladronería.

Hay para todos -comida, ropa, viviendas: ahí están los millones de viviendas vacías-, trabajo. Sólo falta una buena organización, distribución, compasión, amor. 

 

 

 

512. Dar la culpa siempre al más débil, eso quiere decir que algo no va bien en nosotros. Pues el más débil, lo es en todo: hasta en la culpa de lo que está sucediendo.

Los europeos, cuando invadieron dominando todo el mundo, robando sus riquezas, ¿qué lección les dimos a esas personas que fueron invadidas, sometidas, esclavizadas, tiranizadas, obligadas a educarse de la misma manera que los ladrones invasores?

Hay que ponerse en los zapatos de los otros, en su piel, para poder comprender realmente cómo son y por qué hacen lo que hacen los demás, que los vemos como nuestros enemigos, culpables de todos nuestros males. 

 

 

 

513. Si fueran igual de liberales -humanitarios, compasivos- que ellos, no dirían lo que dicen ni harían lo que hacen. Pues sus vidas, sus maneras de vivir, como ricos que son o quieren ser, son corruptas e inmorales.