Torni Segarra

Seleccionar página

115. La inteligencia no tiene problemas. Sólo cuando desaparece llegan las complicaciones, los problemas, las escusas, las justificaciones y explicaciones.

 

 

116. Por supuesto, uno mismo es el principio y el fin.

 

 

117. Pero esas leyes están en contra de la libertad. Pues, si los contratan será por algo, ¿no? Y eso va contra la base de ese país, que se construyó por personas llegadas de todo el mundo.

El gobierno, debería de sancionar a los que se aprovechan de las dificultades de los nuevos que llegan, para que así no explotarles ni pagarles sueldos más bajos de lo legalmente establecido por la ley.

Y entonces, sí todos serían iguales. Ya que cobrarían lo mismo, y así serían como todos: todos tienen las mismas oportunidades, son iguales ante la ley.

 

Aunque eso es el sueño americano, que nada tiene que ver con la realidad, que es la discriminación, el racismo, de los que no son WASP: White, anglo saxon, protestant -blanco, anglosajón, protestante-.

 

 

 

 

118. ¿Conocimiento de causa por el paso del tiempo? Si son racistas, son multimillonarios ladrones, explotadores, inmorales, corruptos. Que han embaucado a los más vulnerables, que estaban hartos de la superficialidad rutinaria que todo poder genera con el paso del tiempo.

Nunca los ricos y multimillonarios, racistas, van a favorecer a los menos afortunados. Porque si lo hicieran, ellos tendrían que dejar de ser ricos, multimillonarios, con todas los privilegios, ventajas y prebendas que ello conlleva.

 

 

 

 

119. Ronald Reagan nada tiene que ver con D Trump. Reagan era como un gorrión y Trump es un águila. Por eso, trasladado al ámbito del racismo, de la agresividad, de la explotación precisa para seguir siendo rico, multimillonario, es tan peligroso.

La democracia no es una palabra solamente tranquilizadora. Se tiene que convertir en un hecho: igualdad; y para ello ha de haber respeto para todos. Y el respeto quiere decir no explotar a los menos afortunados para hacerse ricos, multimillonarios.

 

 

 

 

120. Eso es lo que siempre ha ocurrido y para ello se ha recurrido al racismo, a la política, al nacionalismo, a las regiones, que siempre son lo negativo, malo, cuando se refieren, son sólo de los otros.

 

 

 

121. Decir que el sexo es un problema, es porque ya hemos asumido que el sexo es un problema. Cuando el sexo, es lo mismo que cualquier otra actividad fisiológica, y que también incluye la psicología.

 

El problema de cualquier actividad, puede estar en el exceso o en su defecto. La falta de sexo puede causar problemas, pero el exceso también. Por eso, es que, al darle tanta importancia, al convertirlo en un reclamo económico, social, es cuando empieza a generar desorden.

 

Así que, lo primero es tener una manera de vivir no corrupta ni inmoral. De manera que vivamos en orden. Orden, que es libertad, es amor. Que todo lo que hagamos será ese mismo orden.

 

 

 

 

122. Meditar es tener la mente abierta y poder ver todo el grandioso panorama de la vida; ver cómo reacciona el pensamiento a todo cuanto está sucediendo; y también ver eso que está sucediendo como nos lleva al pasado o al futuro. Ver todo eso sin espantarse, ni salir corriendo, ni querer atraparlo ni corregirlo ni destruirlo, simplemente mirarlo, observarlo todo el tiempo. Y entonces, la división cesa, desaparece, llegando una unidad con todo.

 

 

 

 

123. Seguimos con el racismo, es decir somos racistas. En todas las partes del mundo a donde uno vaya, hay una gran mayoría que son supersticiosos, creyentes en ideas y teorías, en dogmas, santos, milagros. ¿Todavía no se han enterado?

 

 

Y claro que es la educación, que no nos libera de nuestros condicionamientos heredados, que nos hace estúpidos, supersticiosos.