Torni Segarra

Seleccionar página

1098. Ayer leí tu entrevista en el diario…  Gracias.

Dices: ‘Nunca puedes saber lo que piensan los otros: la conciencia es solitaria Tienes que imaginar lo que le está pasando al otro, no es algo automáticamente, requiere esfuerzo’.

Cuando nos damos cuenta que, el observador y lo observado, son lo mismo, cuando nos damos cuenta que el pensador y el pensamiento son lo mismo, es cuando nos comprendemos y comprendemos a todos los demás.

También dices: ‘Ahora cocino en el exterior, juego en el exterior y escribo en el exterior independientemente del clima. Soy un escritor paleolítico. Cuanto más tiempo estás al aire libre, más feliz te sientes’.

Tanto en hacer actividades en el interior, como en el exterior, hay ventajas y complicaciones. Pues la vida, no está hecha para ir por un único surco. Todo se puede cambiar, según las necesidades, las peculiaridades, el condicionamiento al que estamos sometidos, y que hemos heredado.

Algunos que viven en las grandes ciudades, su condicionamiento les dice que, en pequeños pueblos, en el campo, es mejor para vivir. Pero, muchos que viven en pequeños pueblos, su condicionamiento le lleva a las grandes ciudades. Donde hay más oportunidades, para vivir con las comodidades, que nos ofrecen los servicios de la sociedad moderna, que siempre es la actual.

Por cierto, tú estás condicionado para ocultar tu dirección de correos, y no dejar ningún espacio, para que te puedan enviar las opiniones sobre ti. He tenido que enviarte esto por el diario que ha publicado tu entrevista, con todas las molestias para ellos.

¿De qué tienes miedo, para no dejar ningún acceso, para poder enviarte las respuestas de lo que propones, escribes?

 

 

1099. Cuesta mucho comprender a algunos, que piensan que todo lo pueden hacer. Pero no se dan cuenta que, para ello ha de estar implicado el amor. ¿El amor puede imponer, ser brutal, cruel, por el fanatismo, la superstición?

Hay que aclarar, que la idolatría, el paganismo, y el fanatismo que generan, eso es va contra la religión. Pues, todo eso se convierte en un espectáculo, donde el sentimentalismo desbordado hace perder la lucidez, la inteligencia, la compasión y el amor, generando desorden, confusión, caos, sufrimiento.

 

 

1100. El ejemplo del pez dentro de la pecera, es perfecto para describir la ignorancia en que vivimos. Creyendo que la pecera es un mar u océano. Sin poder ver más allá. Porque no lo podemos ver ni describir con una mente superficial, en desorden, confusa.

Es preciso que seamos serios, profundos, completamente atentos a lo que sucede, tanto dentro como fuera de nosotros.

 

 

1101. ¿Esto, puede sorprender a alguien? La ley de la mafia mundial, como todas las mafias, es: tú me das, yo te doy. Si no se rompe la baraja.

Y, quedarse solo, da miedo. Aunque se vaya al traste la dignidad humana. Pues, el miedo nos provoca, nos obliga, a hacer lo que sea necesario para deshacernos de ella.

 

 

1102. Es un juego de ricos, multimillonarios. Por lo que, no se harán mucho daño.

El daño llegará, si uno pierde mercado, dinero, poder, por las malas artes de otro. Y entonces, tal vez, vendría la guerra sin cuartel.

 

 

1103. Y, ¿qué? ¿Esto, cambia las cosas? ¿Esto afecta a lo más digno, que es la libertad?

 

 

1104. Eso demuestra lo superficiales que son, lo incultos. Parece ser que, no tienen tiempo, para observar y enterarse de los personajes recientes de la historia. Que por sus actos se convierten en los más observados, estudiados, investigados.

 

 

1105. ¿Quién invade primero? ¿Quiénes son los oprimidos? Lo que no quieras para ti, no lo hagas a los demás. Si no, te vendrán malas consecuencias.

 

 

1106. Hay algo que caracteriza a los nuevos llegados: que son aventureros, que desprecian la seguridad. Y por eso, se arriesgan ante lo desconocido. Aun sabiendo que en ese desconocido existía el peligro de los nativos pobladores, que vivían en la edad de piedra.

Y esa aventura hacia lo desconocido, es lo que determina el carácter de los actuales estadounidenses. Por eso, parecen más descarados, resaltos, sin vergüenza.

Nada más hay que ver la influencia que tienen por todo el mundo. Las modas que han exportado, el modo de vida americano -the  American way of life-, etc.

 

 

1107. ¿Dónde está la libertad, la democracia? Los fachas, carcas, de derechas, no quieren la libertad. Ellos, sólo quieren prohibir, reprimir. Se han juntado con los católicos fanáticos, fundamentalistas, supersticiosos, idólatras, y parece que quieren revivir la inquisición.

Aunque dicen que están sometidos al Papa, ellos van en direcciones opuestas: la derecha siempre quiere ser rica, va detrás del dinero, y por eso, del poder. Pero el Papa, dijo: Que la riqueza es el cáncer del mundo.

 

 

1108. El cinismo, el sarcasmo, no nos interesa. Así que, lo siento, no puedo perder más tiempo contigo.