Torni Segarra

Seleccionar página

233. El más es contrario a la felicidad. Porque el más es infinito. Y el más significa querer conseguir algo imposible porque es inalcanzable. Y el menos es lo mismo, pero al revés: nos llevaría a la perdición, a la muerte. Aunque si somos afortunados, el orden nos obliga a equilibrarnos para poder sobrevivir. 

 

 

234. No seamos materialistas. No se trata de la cantidad del aforo, sino de la autenticidad, de la cualidad. ¿Para qué queremos que esté lleno si los que están son falsos hipócritas?

 

 

235. Eso también lo podrías aplicar a los políticos nacionalistas centralistas españoles, que hacen lo mismo, ¿no?

 

 

236. Un país serio es el que respeta la libertad dentro del orden establecido. Que incluye el cambiar las leyes, que algunos creen que son dogmas, porque las han convertido en una religión.  

 

 

237. Es un vicio de los que han mandado siempre tratar a los otros, que los cuestionan, como si fueran idiotas o estúpidos. Y eso es un grave error.

Porque los que mandan necesitan orden. Pero el orden con injusticia, agravios, complejo de superioridad -que es el ego inflamado-, eso no es posible.

 

 

238. El despilfarro, el robar, la corrupción, la inmoralidad, sea quien sea el que lo haga, siempre es lo mismo, tiene los mismos resultados: en vez de invertir en educación con buenas instalaciones y no en barracones, en sanidad y su buen funcionamiento, en facilitar a cada uno una vivienda, en poder trabajar, en vez de invertir para revalorizar las pensiones,  para que todo eso sea una realidad, invierten de manera que son flojos, pusilánimes, escondiendo la maldad de los ladrones en las altas esferas del poder, a la hora de llevarlos ante la justicia para que devuelvan los millones y millones que han robado.

 

 

239. No nos olvidemos que el sentirse oprimido, genera una energía que hace que todo se conmueva; tanto para el que necesita esa libertad, como para el que se opone a ella.

Por eso, para comprender los conflictos, es preciso ponerse en la piel de los dos contendientes.

 

 

240. La belleza es más que eso que nos dicen que miremos. La belleza es mirar lo que vemos con toda su miseria y con toda su maravilla.

 

 

241. Decir ‘este gran país, en el que todos vivimos, trabajamos, desempeñamos nuestra responsabilidad y deberes’, ¿es eso cierto?

Estados Unidos sí que es un gran país. Pero decir que todos trabajan, desempeñan las responsabilidades y deberes, ¿no te parece una exageración?

Susie, lo que has escrito parece un mitin para enardecer a las superficiales personas, que se creen todas las cosas, ya que son nacionalistas en el sentido que todo lo de su país es lo mejor. Cuando eso no es verdad. Ya que todo país tiene miserias y maravillas.

 

 

242. Las religiones no son ni nuevas ni viejas, siempre son lo mismo: querer y no poder. Porque se basan en ideas, teorías, de lo que tiene que ser el ser humano. Sin darse cuenta que tal vez no lo puede ser. Y como no lo quieren investigar, han inventado a los santos, las supersticiones, el cielo, el paraíso, los malos y los buenos.

 

 

243. La autodisciplina es el combustible que nos deja en el sitio que queremos ir. ¿Ese sitio que queremos ir es lo adecuado? Eso sólo lo ha de contestar cada cual.