Torni Segarra

Seleccionar página

285. La meditación es ver todo el movimiento del pensamiento, sin reprimirlo, ni tocarlo, ver todo su proceso. De manera que, no haya división ni conflicto, al no haber ni pensador ni el pensamiento, pues sólo existe la unidad mental.

Por eso, toda práctica para meditar, todo método, puede generar su rechazo si antes no está la paz interior, la unión entre el pensador y el pensamiento, que es ir más allá de ellos, y así desaparecen. Y para ello, no hace falta retirarse a una habitación, repetir palabras, concentrarse en un objeto o punto en la pared, oír música, rezar, cantar, bailar.

Otra cosa es que, para reponernos, hay que estar en un lugar tranquilo, solos, sin ninguna compulsión, silenciosos.

 

 

286. Descubrir cómo funciona el cerebro, la mente, no es posible. Sólo se puede explicar el pensamiento por la actividad del cerebro, que es el que responde a los estímulos activados por reacciones químicas. Pero la mente en sí, como puede estar más allá de lo conocido, porque es libre, no tiene explicación posible. Ya que es infinita en sus posibilidades, y por eso indescriptible.

Descubrir cómo funciona el pensamiento, la mente, no es posible. Sólo se puede explicar el pensamiento por la actividad del cerebro, que es el que responde a los estímulos activados por reacciones químicas ante el frio, calor, hambre, sexo, evacuar, mear, etc. Pero la mente en sí, como puede estar más allá de lo conocido, porque es libre, no tiene explicación posible. Ya que es infinita en sus posibilidades, y por eso indescriptible.

 

 

287. Todo lo que existe tiene vida, las bacterias, los neutrones y protones, las células, los microbios, vegetales, insectos, animales, y mucho más que no vemos ni sabemos, y son dependientes entre sí. Y eso quiere decir, que se tienen que enfrentar devorándose para alimentarse y sobrevivir.

Por tanto, eso quiere decir para nosotros las personas, que hagamos lo que hagamos siempre haremos daño a algo, a alguien. Cuando conseguimos nuestra pareja, hacemos daño a los que también querían esa misma pareja. Cuando las cosechadoras cortan el trigo o el arroz en el campo, con sus ruedas de oruga, todo lo arrasan: los nidos de los pájaros, los insectos, las larvas, toda clase de plantas que hay allí.

Tu pregunta era: ¿Si las plantas sufren? Tengo mi patio tupido de albaca; es una planta que crece y se extiende mucho. Y quería cortar algunas plantas para que las demás crezcan mejor y no estén amontonadas.

Si quieres tener un jardín, has de hacer de jardinero. Y, ¿qué es lo que hacen los jardineros? Sembrar, plantar, regar, limpiar para quitar las hierbas que molestan, cuidar las plantas que te interesan de todas las maneras a tu alcance.

¿Cómo podemos saber si las plantas sufren o no? No lo podemos saber, al igual que los animales. Lo que sí sabemos es que si a una planta, la maltratas, la destruyes, le faltas a su debido respeto, eso quiere decir que tu vida no genera orden, sino que todo lo que hará será más desorden. Pero eso no quiere decir, que no las arranquemos para comérnosla, como hacemos con las naranjas, o la uva, las habas o los tomates. Porque arrancándolas, comiéndolas, cuando es preciso para alimentarnos, sobrevivir, estamos generando orden. Y lo mismo sucede con los que comen carne y han de sacrificar animales para poder sobrevivir.

O sea, que lo importante si queremos vivir es alimentarnos. Y en eso está el orden de la tierra, de los que vivimos en ella, tanto de las víctimas como de los que se aprovechan de ellas.

 

 

288. ¿La no violencia es un hecho? La violencia no es solamente golpear a alguien, lanzar piedras a la policía, hacer explotar coches bomba, hacer la guerra. La violencia está dentro de cada uno de nosotros, cuando nos dividimos por motivos políticos, religiosos, de raza, de casta, como ricos y pobres; también está cuando maltratamos y explotamos, somos indiferentes, a las personas, cuando somos crueles con los animales, las plantas, etc.

Pues esa división interna, es como una bola de nieve que baja por la falda de la montaña haciéndose grande, que lo puede arrasar todo.

¿Puede desaparecer la violencia como el hecho que es, o es otra ilusión, otro invento? Eso lo hemos de descubrir cada cual para que sea verdadero.

 

 

289. Llamar a algunas mujeres feminazis, ¿no parece eso una exageración? Pues, para que hubiera paridad, habría que decir también a algunos hombres machonazis.

Y creo que eso, es banalizar el sufrimiento y el dolor de las personas, que nos hace comportarnos de la manera que lo hacemos. Ya que estamos condicionados por la cultura, la manera de vivir que se impone mediante la propaganda, el enaltecimiento de ciertos comportamientos e imágenes de lo que tenemos que ser.