Torni Segarra

Seleccionar página

656. Pues, todo eso que dices, lo tiene que asumir el nuevo presidente, que va contra la libertad de prensa. Y arremete contra los periodistas como un brabucón que está en una taberna.

El problema está en querer ir contra la lógica más elemental: todos somos iguales en derechos y obligaciones. Por lo que, sólo queda que ponerlo en práctica, vivirlo en cada reto y acto de nuestras vidas de cada uno.

Pero, ¿puede un magnate, multimillonario, y sus amigos ricos, vivir en esa igualdad de todos los seres humanos? Esa es la cuestión, Susie.

 

 

 

657. Hoy te he visto. Y veo que cada vez lo haces todo mejor. Tienes lo que ha de tener el que informa y explica la realidad: una fuente inagotable de palabras. Que tienen relación directa, con lo que tratamos, para que se comprenda claramente. 

Además, eres muy buena persona, honesta, limpia, sin complicaciones tontas, enrevesadas; hablas de manera, que se te entiende todo fácilmente. Y eso quiere decir, que estás informando de la verdad, de la libertad, de la compasión, del amor. Que es lo único que puede solucionar nuestros problemas, ya sean con los que conviven cerca, como los que viven lejos, en la otra parte de la tierra.

Gracias por tu trabajo.

 

 

 

658. Y ladrón. De familia de ladrones. Frío, indiferente, insensible con los menos afortunados. Por qué crees que se entiende tan bien con los que mandan, los anfitriones. Los amigos de mis amigos, son también mis amigos; los enemigos de mis amigos, son también mis enemigos.

 

 

 

659. Repito para que se entienda mejor, más fácilmente: tanto la inteligencia, la sabiduría, la libertad, la compasión y el amor, son todo lo mismo.

 

 

 

660. Si te empeñas en hablar como si fueras la mandamás de todo, entonces estás en el error. Porque hablas como si fueras una autoridad, que todo lo puede solucionar, creyendo que siempre tiene la razón. Y por eso, te atreves a decir a los demás lo que tienen que hacer directamente, sin conocerlos en persona.

¿No crees que eso es un atrevimiento, una imprudencia? Podemos hablar de lo que leemos en los comentarios, pero no podemos ir más allá, diciendo palabras gruesas, juzgando, tratando con crudeza, para querer destruir a los otros. ¿Tú conoces a las personas que participan en estos foros, para decirles cosas que parecen intimidades?

De todas maneras, tienes toda la libertad para escribir lo que quieras.

 

 

 

 

661. En la vida las suposiciones, sólo valen para tenerlas dentro de uno. Porque si las aireas puedes equivocarte, hacer el ridículo, mentir, falsear la realidad. Y todo eso genera desorden, anarquía, donde cada uno hace lo que le da la gana: robar, ser corrupto, inmoral.

 

 

 

662. Cada uno nace donde le toca. ¿Tú como sabes lo que tiene que hacer alguien? Si dices que lo sabes, no estás viviendo en el presente, en el ahora, estás viviendo en el futuro. Por tanto, te divides y generas confusión, desorden, anarquía.

Nadie sabe de lo que va a suceder. Sólo sabemos lo que tenemos ahora, en el presente. Que no es muy halagador para unos, y sin embargo otros viven en la riqueza, opulencia, el despilfarro, y para ello robando como ladrones.

 

 

 

663. Si eso es cierto, pero al revés también sucede. No seamos hipócritas y veamos solamente una sola cara de la moneda. La derecha, como necesita que la defiendan la policía, el ejército, para seguir siendo derecha: rica, carca, conservadora, a veces extrema, los hombres armados la emocionan cuando los ven desfilar, son homenajeados, cuando actúan reprimiendo con violencia a los de izquierda. Ya que tienen miedo de perder sus privilegios, prebendas, los beneficios de sus tejemanejes, su estilo de vida. 

¿Ese sentimiento de simpatía o antipatía hacia los hombres armados se puede cambiar? ¿Se puede cambiar la simpatía o no, por la religión de unos, por el país donde viven, por las ideas políticas o de otra índole? Si actúan a favor de uno los vemos favorables, con simpatía; pero si actúan en contra de nuestros intereses, los vemos con resentimiento, disgusto, odio, Por tanto, ese sentimiento de simpatía o antipatía hacia los hombres armados, ¿se puede cambiar? No se puede, hemos de vivir con eso.

Pues todo depende de nuestros sentimientos, que obedecen a nuestros intereses, ya sean materiales, psicológicos, espirituales.

 

 

 

 

664. El muerto al hoyo, los vivos al bollo. Hay muchísimos muertos que todavía sus familiares están esperando que sean tratados con la dignidad que se merecen, de los que los han tratado y tratan indignamente.