Torni Segarra

Seleccionar página

1838. Puede ser, que deis la impresión de que no sois de fiar. Todos hacéis cara de traidores, que están en un mar de confusión, para no perder el poder, los votos de los electores.

Sé que esto, es el juego, la dinámica de la política. Pero, si os pasáis estáis perdidos. 

 

 

1839. La libertad es lo más importante en la vida. Pues, quien no es libre vive amargado, en confusión, genera desorden, mal rollo, sufrimiento a los demás.

 

 

1840, Los racistas, algunos inocentes, ignorantes, creen que son los otros que ven como sus enemigos. Pero la realidad es clara y dura. Resulta que, ellos no se enteran de que son igual de racistas, xenófobos, que los que tanto acusan de racistas.

El odio, es una enfermedad que todo lo confunde, desordena, que nos pone ciegos, fanáticos, integristas.

El racismo, la xenofobia, termina cuando hay libertad total, absoluta. Pues la libertad, es compasión, es amor.

 

 

1841. Hay dinero para todos, y para todo. Sólo falta que el gobierno saque el dinero de los corruptos ricos, multimillonarios, y los reparta con los menos afortunados.

El problema está en que los que gobiernan son ricos. Y ellos no van a echarse piedras a su tejado, para perder los privilegios, las prebendas, las ventajas que tienen. 

 

 

1842. La Sexta TV., y algunos de sus periodistas, también están hasta el cuello. Pero callan porque su jefe y patrón, les manda silencio, firmes y a callarse. Y si no, a la calle.

 

 

1843. Aunque está bien informar de lo negativo que sucede. No hace falta irse tan lejos, para ver un caso de pobreza extrema. Aquí donde vivimos hay muchas personas pobres, que arrastran su destino de miseria, desesperación, desgracias.

Pues lo que sucede en un lugar, también sucede por todo el mundo. Lo que cambia es su nivel e intensidad, la cantidad de pobres y miseria. Porque la pobreza la generan las personas egoístas, brutales, crueles, indiferentes al dolor que generan.

 

 

1844. ‘Que tal una ligadura de trompas a ella y a sus hijas’.

Eso no cambiaría la situación. Pues, aunque no tuvieran hijos, o tuvieran uno solamente, el paradigma egoísta, seguiría como ahora. Por lo que el problema no es político, es psicológico, moral, de compasión.

 

 

1845. Todo lo que se diga, tanto puede ser como no. Por eso, depende de cada cual. Pues, todo lo que digamos, o se haya dicho, tanto puede ser afirmado, como negado, infinitamente. 

 

 

1846. ‘Nuestros problemas provienen de los avariciosos, los multimillonarios’.

Y también además de nuestra propia ignorancia, torpeza. Porque la riqueza es demasiada atrayente para las personas. Y por eso, las arrastra hacia esa manera de vivir.

Pues, aunque no seamos ricos, tenemos el mismo paradigma de querer vivir con la seguridad que nos da el dinero, tener muchas cosas, satisfacer las necesidades, vivir persiguiendo el placer.  

 

 

1847. ¿Dónde está la libertad de opinión, de decir lo que se necesite? ¿Quiénes son los nacionalistas dictadores, los que se ponen fuera de la ley?

La única ley verdadera, aunque no esté escrita, es la absoluta y total libertad. Porque, la libertad es lo más sagrado: la compasión y el amor. Si uno tiene compasión, amor, ¿Por qué habría de prohibirte ser libre e independiente si lo deseas?

De lo contrario, la amargura, la desdicha, haría de nuestra relación un calvario de miserias, de torturas. ¿Aún no lo entienden, tan claro que está? Sólo tienen que tener amor, y verán como los problemas se comprenden y desaparecen. Y sino los problemas, ya no molestan.

 

 

1848. Y, ¿por qué no pueden los políticos solucionar el problema de la pobreza, de la miseria? Porque están condicionados de manera que, ese reto de la pobreza, del hambre, la miseria, no les conmueve suficientemente para actuar, hacer algo al respecto.

Porque, cuando uno ve algo claramente, lo ve directamente como el hecho que es, hay acción total. Por lo que la pregunta es: ¿Por qué no tienen los políticos, esa sensibilidad, esa empatía necesaria para poder responder adecuadamente ante un hecho tan inmoral de vivir en la riqueza y no solucionar los problemas de la pobreza? 

Y, por último, ¿por qué las personas votan y eligen a los políticos corruptos? Es por su condicionamiento, su ignorancia, su miedo a lo nuevo, a lo desconocido. 

 

 

1849. Te olvidas que la libertad, es amor. Lo más sagrado que tenemos las personas. Hablas como si todos pensaran igual que tú. Pero eso es tu ilusión. Lo puedes ver en la vida cotidiana, lo variada que es, cada uno vive, viste, tiene relaciones, como lo necesita. 

Entonces, arrasar con todo, eso ya se ha hecho muchas veces por dictadores, sanguinarios, y nunca resuelven los problemas. Los problemas, se solucionan con compasión y con amor. No hay otra solución posible.